La cocina mexicana tiene su propia versión del sándwich, que son las sincronizadas, en la cual el pan se sustituye por tortilla de harina, en su receta clásica. Las sincronizadas son una receta muy fácil de hacer y es deliciosa. Básicamente son tortillas rellenas con jamón y queso, las cuales se colocan una abajo y otra tapando el relleno, para cocinarse sin aceite. Se puede comer en el desayuno, cena o servir como antojo. Se puede complementar con una ensalada, guacamole, pico de gallo o frijoles.

Las recetas de quesadillas suelen ser con tortillas de maíz o harina, con un relleno de queso y/o algún ingrediente o guisado. Como es el caso de las quesadillas de champiñones.

 INGREDIENTES

  • Queso que se derrita – 120 gr.
  • Jamón – 4 rebanadas
  • Tortillas de harina – 8 piezas

 PREPARACIÓN

Cortamos el queso en tiras o lo rallamos y reservamos.

En un comal a fuego medio, calentamos las tortillas de harina, durante 10 segundos cada lado. Debemos cuidar de no calentar mucho las tortillas de harina.

Colocamos tiras de queso sobre una tortilla, añadimos una rebanada de jamón y colocamos una tortilla de harina sobre la rebanada de jamón. Calentamos durante 90 segundos por cada lado o hasta que el queso se encuentre derretido.

Repetimos el paso anterior con las otras tortillas de harina. Cada sincronizada la cortamos en 4 partes y servimos.

NOTAS Y CONSEJOS

Para el queso, podemos usar queso mozarella o cheddar. También podemos añadir una rebanada de queso amarillo.

Podemos sustituir la tortilla de harina por tortilla integral.

Para acompañar las sincronizadas podemos servir con guacamole, pico de gallo, frijoles, salsas o con chiles en vinagre.

 

Comments

comments