• Ajo. Masajea el cuero cabelludo con una cabeza de ajo triturada, mezclada con medio litro de agua. Envuelve la cabeza con un gorro plástico y déjalo actuar toda la noche para que sea más efectivo.
  • Eucalipto. Puedes hervir unas cuantas hojas de eucalipto, déjalas enfriar y aplica en la cabeza infectada. Esparce en el cuero cabelludo y por todo el pelo hasta llegar a las puntas.
  • Vinagre de manzana. Además de sus múltiles usos, es sumamente eficaz contra las liendres o huevos de piojos, así es que es importante tener en cuenta que si hay muchos y ya crecidos, quizá no produzca el efecto al 100%. Mezcla agua caliente y vinagre, a partes iguales y aplica con el pelo seco.
  • Mayonesa y vinagre. Esta combinación es realmente efectiva para eliminar piojos y liendres. Además proporciona brillo e hidratación al cabello.
  • Aceites aromáticos. Las fragancias de los aceites de coco, jazmín, anís o geranio pueden acabar con los piojos y son muy fáciles de aplicar. Son menos dañinas para el cuero cabelludo que otros productos químicos.
  • Esencia de lavanda. Aplica aceite de lavanda puro, sólo por las raíces. Procura hacerlo con guantes, ya que puede causarte alergia o molestia en las manos.

Comments

comments