Zumo de piña Pelar una piña fresca, córtala en rodajas o trozos y licuar. Beber junto con el desayuno. ¿Cómo actúa? La piña es uno de los mejores remedios contra los calamabres y temblores ya que incluye en su composición una sustancia llamada bromelaína con capacidad para relajar los músculos y disminuir los calambres.

Zumo de limón Antes del desayuno, y si no se sienten molestias en el estómago o diarrea, preparar un zumo con 2 o 3 limones diluidos con un poco de agua. ¿Cómo actúa? Ayuda al hígado en su actividad facilitando la liberación de toxinas y, en particular, de acetaldehído. Se recomienda combinar con mucha agua y otro tipo de zumos (tomate, pomelo...)

Limonada alcalina Añadir a un litro de agua el zumo de 3-4 limones, dos cucharaditas de azúcar, una pizca de sal y tora pizca de bicarbonato sódico. Mezclar bien todos los ingredientes y tomar varios vasos de la mezcla después de levantarse; el resto, a lo largo del día. ¿Cómo actúa? Además de tratar las molestias gastrointestinales (sobre todo diarreas), aportartá muchos líquidos y minerales.

Pomelo y miel  Mezcla bien media taza de miel, media taza de zumo de pomelo y un poco de hielo picado, y toma lentamente antes de acostarte. ¿Cómo actúa? Facilita la actividad del hígado al eliminar el acetaldehído, reduciendo su presencia en la sangre y su actividad sobre diferentes órganos. El frío disminuye la velocidad de absorción del alcohol en el aparato gastrointestinal.