Cuando una persona tiene problemas de circulación o cerebrales suele consumir Ginkgo biloba, una planta medicinal proveniente de Asia.

Cuando una persona tiene problemas de circulación o cerebrales suele consumir Ginkgo biloba, una planta medicinal proveniente de Asia. También tiene propiedades antioxidantes. Además se ofrece en forma de cápsulas, extracto líquido y geles.

“Sus hojas desecadas se utilizan para hacer infusiones, que generalmente acompañan al té y a otras hojas”, detalla Cuídate Plus. Entre sus beneficios también se cuenta para combatir el deterioro cognitivo asociado a la edad y para mejorar la sintomatología en demencia pero no para frenar esa enfermedad, se indica en la publicación.

El Ginkgo se aplica para otras patologías como los problemas de visión, la esquizofrenia, la disfunción sexual e incluso la ansiedad. Pero se recomienda siempre la consulta médica previa para evitar efectos secundarios como mareos, estreñimiento, alergia en la piel, etcétera.

Por eso, el consumo de este producto natural no está recomendado para embarazadas o mujeres en periodo de lactancia, niños menores de cinco años, personas con hemorragias frecuentes, en pacientes con convulsiones, entre otras.