Las semillas de cáñamo, al igual que la quinua, maca, moringa, chía o cúrcuma, se ubica en la categoría de «superalimento». Son una opción común en la gastronomía de muchas culturas, no solo por que son fáciles de adaptar a muchos platillos sino también por tener un excelente valor nutricional. Conoce más sobre estas saludables y populares semillas:

Las semillas de cáñamo tienen un sabor similar al de las nueces y pueden comerse cocidas, asadas o simplemente crudas. Se consumen desde hace milenios, debido a que son ricas en proteínas, vitamina E, minerales, fibra y ácidos grasos saludables, como el Omega 3 y Omega 6.

 

1. Protege el cerebro

Distintas investigaciones encontraron que el extracto de semilla de cáñamo tiene efectos antioxidantes que pueden deberse a su contenido de CBD. Estos compuestos tienen efectos neuroprotectores, antiinflamatorios y reguladores del sistema inmunitario, brindando ayuda frente a diferentes problemas, como enfermedad de Parkinson, Alzheimer, esclerosis múltiple o trastornos convulsivos infantiles.

 

2. Antiinflamatorias

Gracias a su rico contenido de Omega 3 y 6, y de ácido gamma linolénico (GLA), las semillas de cáñamo pueden ayudar a controlar los síntomas de enfermedades crónicas, como enfermedad del corazón, hígado graso no relacionada con el alcohol, diabetes o artritis.