Mezcla 5 gotitas de limón con el jugo de medio tomate y ½ cucharada de harina de trigo hasta que se forme una pasta. Aplica la emulsión en la zona de los ojos y deja actuar entre 5 y 7 minutos. El tratamiento se debe aplicar de dos a tres veces por semana.

Para conseguir evitar que se formen más ojeras, hay unos sencillos trucos que se pueden aplicar en nuestra rutina diaria para lucir una mirada más radiante. Por ejemplo, si se duerme con la cabeza más alta que el cuerpo, es decir, con una almohada o dos, ayuda a que el líquido se acumule menos en la zona facial, evitando de esta manera los ojos hinchados.

También es importante tener en cuenta nuestra dieta. Si se consumen verduras para cenar, con poca sal, ayudan a reducir la retención de líquido y, por tanto, a tener un mejor aspecto por la mañana. Un truco efectivo es el de lavar la cara con agua muy fría por las mañanas, ya que el frío ayuda a bajar las bolsas.

Los expertos en cosmética recomiendan guardar el producto específico para la zona de los ojos en la nevera, ya que es más efectivo. Por último, es importante utilizar la yema de los dedos para aplicar la crema. Con suaves toques se ayudará a que penetre mejor el producto y se obtenga un mejor resultado.

 

Comments

comments