Gracias por iniciar tu año junto a otras madres que anhelan ser mejores cada día, gracias por tu necesidad de buscar recursos que te ayuden a crecer y tener un ambiente lindo en casa. Pero sobre todo anhelo que Dios sea tu principal prioridad al momento de pensar en la crianza de tus hijos. Te animo para que este sea un año de excelencia, no de perfección, cambia tu perspectiva, notarás que el equipaje va más liviano y verás mejores resultados.

Quisiera que este tema sea un poco más fácil como cuando voy a Pinterest y busco una receta para una sopa nutritiva de verduras, o cuando hacemos las tareas y encuentro en internet fácilmente cuáles son los tipos de triángulo que existen y sus características… ¡Pero no!! Se trata de la vida de nuestros hijos, y en lugar de compartirte algunas sugerencias de cómo hacerlo, quiero contarte algunos errores que he cometido para que no te pase a ti:

  • Error 1: Gritar a tus hijos: Solo de recordar me da vergüenza, me apena haberlo hecho y estoy segura que no fue necesario para lograr que mis nenas me obedezcan. Mi falta de paciencia, de tiempo, de seguridad me han llevado a cometer este error. Mi tono de voz debe ser firme, pero no más alto que eso.
  • Error 2: Pensar que son perfectos: Nuestros hijos son niños, no son adultos con experiencia en respuestas, en reacciones capaces de aceptar un no de forma madura. Están creciendo y necesitan nuestro apoyo para modelar su carácter, no nuestra crítica.
  • Error 3: Creer que harán lo que yo diga: ¿Alguna vez tus padres te dijeron algo deletreando? DI – JE – QUE – NO – Y – PUN – TO. Aunque mí no siga siendo no, debo explicar el porqué, aprendí del libro “¿Cómo pastorear el corazón de tu hijo? Que ese es un error que cometemos a menudo, los niños necesitan razones para que sepan que mamá no dice que no porque algo sucede en su cabeza.
  • Error 4: Sentir culpa: Luego de que mis nenas han recibido vara, siento un dolor en mi corazón pensando en que fui exagerada, pero como dice la Palabra de Dios, la corrección y disciplina a los hijos trae descanso y esperanza a tu corazón. Proverbios 29:15-17
  • Error 5: Escoger un estilo de crianza: Hay mucha información de esto en internet y libros, no estoy en contra de esto, pero el mejor estilo que podemos tener para disciplinar y criar a tus hijos es el que conseguimos mediante la oración delante de Dios.
  • Error 6: Exagerar en la corrección: Cuando llegamos a los extremos de que no tenemos nada que quitarles porque ya no tienen nada de juegos, o televisión o dulces. Crecerán creciendo que la vida es demasiado dura.

La lista podría continuar, me considero novata, principiante, que estoy en pañales en esta tarea, tengo poca experiencia, pero no quiero que pienses en lo imperfecta que he sido, si no, pienso en la gracia que Dios nos da para comenzar de nuevo y una gran verdad: “Lo estás haciendo bien”. Dios va al frente tuyo, guiándote tiernamente con sabiduría para formar el corazón y comportamiento en la vida de tus hijos.

 

Manuela Dávila

HCJB

Comments

comments