La aplicación directa de vitamina E sobre las estrías puede ser suficiente para minimizar su aspecto. Sin embargo, para un tratamiento más completo, proponemos una crema casera a base de esta vitamina. Este tratamiento se elabora con otros ingredientes beneficiosos, como el aceite de coco y la manteca de karité.

Ambos ingredientes aportan ácidos grasos, antioxidantes y aminoácidos que, tras ser asimilados sobre la piel, contribuyen a su regeneración. ¿Te animas a probarla? A continuación te dejamos la receta.

  • Ingredientes
    • 2 cucharadas de manteca de karité (40 g)
    • 1 cucharada de aceite de coco (20 g)
    • 1 cápsula de aceite de vitamina E
    • 1/2 cucharada de aceite de aguacate (7 ml) (opcional)
  • Preparación

En primer lugar, incorpora la manteca de karité en un recipiente resistente al calor y llévala al baño maría.

Cuando se derrita, agrégale el aceite de coco y remueve, a fuego bajo.

A continuación, pincha una cápsula de vitamina E y agrega el contenido a la mezcla.

Sigue removiendo y retíralo del fuego.

Si deseas, agrégale media cucharada de aceite de aguacate.

Por último, envásala en un recipiente y espera hasta que se solidifique.

Almacénala en un lugar fresco y seco para que se conserve bien.

  • Modo de aplicación

Frota la crema en áreas como los glúteos, el abdomen y los senos, donde suelen aparecer las estrías.

Realiza un masaje durante 5 minutos, hasta que el producto se absorba bien.

Déjalo actuar sin enjuagar y repite su uso todos los días, preferiblemente 2 veces al día.

Nota: puedes variar la cantidad de los ingredientes para hacer más cantidad de crema. Ten en cuenta que se mantendrá en buen estado durante uno o dos meses.

Comments

comments