1. Beber una infusión de jengibre

Preparar té de jengibre permite reducir los efectos sintomáticos de la gota.

 

Un estudio demuestra que el uso del jengibre es favorable para el tratamiento de este tipo de artritis.

Beber el té de jengibre permitirá reducir la inflamación y el dolor. También se puede añadir el jengibre en la preparación de comidas.

Otra opción es mezclar polvo de jengibre con unas gotas de agua y aplicar sobre la zona afectada.

  1. Beber un vaso de jugo de limón

Un estudio reciente muestra cómo el jugo de limón es beneficioso para tratar a pacientes con síntomas de la gota y otro tipo de afecciones.

El limón tiene componentes que permiten contrarrestar el exceso de ácido úrico en el cuerpo y a aliviar todo tipo de hinchazón.

Se recomienda beber dos veces al día el zumo de limón con algo de agua.

  1. Comer cerezas

La ingesta de cereza reduce la presencia repentina de los síntomas de la gota, según han respaldado una serie de estudios.

La cereza tiene componentes antioxidantes que permiten desinflamar las articulaciones.

Comer una dosis de 20 cerezas sirve de antídoto para contrarrestar los síntomas de la gota.

Además, su alto contenido de vitamina C permite normalizar el ácido úrico en la sangre.

Comentarios

comentarios