Una vez se tenga un diagnóstico adecuado, el profesional puede sugerir ciertos medicamentos. No obstante, para complementar sus efectos, se pueden probar los siguientes remedios.

  1. Aceite de ricino

El aceite de ricino es un producto natural cuya aplicación puede reducir el dolor y la inflamación causados por la artritis. Este contiene una sustancia activa, conocida como ácido ricinoleico, que actúa como antiinflamatorio y analgésico ante este tipo de dolencias.

¿Qué necesitas?

2 cucharadas de aceite de ricino (30 g)

¿Cómo utilizarlo?

Pon a calentar un par de cucharadas de aceite de ricino y, tras comprobar que su temperatura es soportable para la piel, frótalo sobre las manos.

Repite su uso 2 veces al día, todos los días.

Las sales de Epsom se caracterizan por su capacidad para reducir la inflamación y la rigidez, por lo que pueden ser un buen remedio contra la artritis. Su aplicación externa sirve como relajante para los músculos y las articulaciones, favoreciendo el alivio del dolor.

 

Ingredientes

1 taza de sales de Epsom (200 g)

Agua caliente (la necesaria)

¿Cómo utilizarlas?

En primer lugar, incorpora una taza de sales de Epsom en un recipiente con agua caliente.

A continuación, remoja las manos durante 20 minutos.

Repite el tratamiento, por lo menos, 3 veces a la semana.

  1. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana contiene ácidos orgánicos que ayudan a regular el pH de la sangre, por lo que estimulan el equilibrio de los procesos inflamatorios del cuerpo. Sus activos naturales, como el ácido acético, reduce el dolor en las manos y estimula la circulación.

 

Ingredientes

1 cucharada de vinagre de manzana (10 ml)

1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo utilizarlo?

Diluye una cucharada de vinagre de manzana en un vaso de agua tibia y consúmelo en ayunas.

De forma opcional, agrega el producto en un recipiente con agua caliente y sumerge las manos durante 20 minutos.

Úsalo todos los días.

Ver también: Los 8 beneficios de consumir una cucharada de vinagre de manzana al día

 

  1. Apio Cómo utilizarlo?

Primero, prepara una infusión de apio.

Seguidamente, consúmela 2 o 3 veces al día.

Toma el tratamiento 2 semanas, descansa una y retómalo.

Comentarios

comentarios