La berenjena, egg plant, calabaza de guinea, aubergine o melongene es un miembro indispensable de la dieta mediterránea. Generalmente se la considera un vegetal, aunque en realidad es una fruta, que aporta fibra, vitaminas y minerales, y muy pocas calorías, además de agregar color, consistencia y sabor a muchos platillos.

La berenjena comenzó a cultivarse hace más de 4000 años, especialmente al norte de India, y en China. Los comerciantes árabes se encargaron de distribuirla por Europa y África, sobre todo en los países del Mediterráneo. Hay berenjenas de muchas formas y colores: alargadas, redondas, ovoideas, moradas, negras, blancas, amarillas y rojizas. La pulpa es esponjosa, amarga y de color blanco.

Cuales son los nutrientes de la berenjena?

Las berenjenas no son solo un excelente ingrediente para cualquier comida, también son una fuente de nutrientes esenciales. Son ricas en vitaminas, especialmente C y K, minerales, como cobre, fósforo, hierro, magnesio, y potasio, fibra dietética, compuestos antioxidantes y está conformada en gran parte por agua. Consumiéndola regularmente puedes obtener distintos beneficios:

  • Buena para el corazón

Esto se debe a que son ricas en potasio, un mineral con propiedades vasodilatadoras que disminuye el riesgo de hipertensión. Las berenjenas también reducen la presencia de colesterol «malo» mientras que favorecen la absorción de su contraparte «buena», disminuyendo el riesgo de otros problemas cardiovasculares como ataques cardíacos, derrames cerebrales y aterosclerosis

Por su importante cantidad de fitonutrientes y potasio, se cree que las berenjenas también favorecen la vasodilatación, mejorando el flujo sanguíneo hacia el cerebro, y así, aumentando las actividades cognitivas.

  • Protege los huesos

Las berenjenas poseen compuestos fenólicos, que, además de darles su característica coloración, ayudan a reducir el riesgo de osteoporosis, aumentando la densidad mineral ósea. Estas frutas también son ricas en minerales beneficiosos para la salud de los huesos, como hierro y calcio.

  • ¿Combaten el cáncer?

Como sucede con muchos alimentos, existe evidencia que muestra el potencial anticancerígeno de las berenjenas.

  • Alta en fibra dietética

Estas frutas son una gran fuente de fibra dietética, sustancia esencial para mantener un buen funcionamiento del sistema digestivo, ya que estimula la secreción de jugos gástricos, favorece el procesamiento de los alimentos y la absorción de sus nutrientes, mejora el movimiento intestinal, y añade volumen a las heces, facilitando y regularizando las deposiciones.

  • Ayuda a perder peso

Una taza de berenjenas crudas tiene solo 20 calorías y 5 g de carbohidratos. Además se cree que esta fruta puede ayudar a controlar y perder peso debido a su contenido de fibra, capaz de inhibir la liberación de grelina, la hormona que controla el apetito.

  • Puede prevenir la anemia

Por su gran cantidad de hierro y cobre, las berenjenas suelen incluirse en las dietas para combatir la anemia, ya que esos dos minerales favorecen el funcionamiento de los glóbulos rojos.

Cómo comerlas

La berenjena es uno de los alimentos más versátiles y funcionales de la cocina. Puedes hornearla en tiras o rebanadas, hacerla puré, asarla, agregarla en trozos a guisos, ensaladas o pastas, o prepararla rellena o en escabeche.

Precauciones

Aunque es raro, las berenjenas pueden provocar reacciones alérgicas. También existe evidencia, escasa, que indica que comer berenjenas en exceso pueden causar diferentes malestares estomacales.