¡El desayuno perfecto para servir cualquier día del año! No puedes equivocarte con esta reconfortante avena horneada en casa. ¡Cuando la sirvas recién horneada, nadie podrá resistirse! Incluso a los pequeños les encantará.

A diferencia de la avena normal, que se prepara sobre la estufa y tiene una consistencia parecida a una papilla, la avena horneada se prepara en el horno y tiene una consistencia similar a un pastel. ¡Es una de mis formas favoritas de hacer avena…y comerla!

Existen infinitas variaciones: la receta se adapta fácilmente con cualquier fruta, nueces o chispas de chocolate que tengas a mano. La avena al horno se almacena bien en el refrigerador y puede recalentarse en el microondas, servirse a temperatura ambiente o fría. Algunas personas la disfrutan rociado leche, otras prefieren comerla sola.

Ingredientes

    • 3 tazas de avena
    • 2 huevos grandes
    • 1 taza de azúcar morena
    • 2 cucharaditas polvo de hornear
    • 1 cucharadita de vainilla
    • 1 cucharadita de canela
    • 1 cucharadita de sal
    • 1/2 taza de mantequilla, derretida
    • 1 taza de leche (regular, almendra, etc. – elige tu favorita)

Instrucciones

  1. Engrasa un sartén Pírex de 22×33 u otro tamaño similar.
  2. En un tazón, bate los huevos y luego agrega la azúcar morena, el polvo de hornear, la vainilla, la canela y la sal. Mezclar bien hasta que no quede grumos.
  3. Batir la mantequilla derretida y la leche. Agrega la avena y mezcla bien. (Puedes también en este punto añadir fruta, nueces, o chocolate a la mezcla) Transfiere la mezcla al pírex engrasado.
  4. En este punto, puedes cubrir y refrigerar durante la noche o cocinar de inmediato. Precalienta el horno a 350 grados F o 180 grados C. Hornea, sin cubrir, durante 30 a 40 minutos, asegurándote que este esté firme en el centro.
  5. Sirve caliente con leche o yogurt, fruta y / u otros ingredientes de tu elección. Agrega miel de maple, miel de panela o una pizca de azúcar si prefieres un poco más dulce. La avena al horno también se puede disfrutar fría o a temperatura ambiente y se puede servir como un pastel sin coberturas.Esta avena horneada se almacena bien en el refrigerador y se puede recalentar en el microondas.