«La canción nace de una autocrítica y una autoreflexión sobre mi propia manera de amar a los demás y si lo estoy haciendo  de la  manera que  Jesús  me ama.»   Para Abraham Flores,  compositor y fundador  del grupo  Vaes el nuevo sencillo es un tema especial y muy personal.
Amén sin tilde, fundamentalmente es una invitación para que amemos sin prejuicios y reflexionemos, como creyentes, qué estamos  haciendo frente a la indiferencia, el odio, el racismo, el dolor y otros temas más. En pocas palabras levantemos el Amor.
Hace un año y medio fue cuando Abraham tenía parte de la letra, pero no tuvo en su mente producirla. «Me decidí compartir un estracto de ella  en una  transmisión por Instagram  y la respuesta fue increíble», cuenta el vocalista de la banda ecuatoriana VAES.
Amén sin tilde, cuenta con un vídeoclip grabado en una tradicional cafetería de la ciudad de Ambato-Ecuador.  Su mensaje profundo y oportuno quiere provocar en quienes vean y escuchen el nuevo sencillo a volver a las huellas de Jesús, y  que la acción de amar sea el lenguaje para que otros conozcan a Jesús.