Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo

Este viernes, a las 13:30, el volcán Tungurahua volvió a expulsar una columna de ceniza de dimensiones considerables. La nube pudo ser vista desde Ambato, Píllaro, Patate, entre otros cantones.

Francisco Toalombo, habitante de Puela, localidad de la provincia de Chimborazo y cercana al coloso, asegura que la emisión estuvo acompañada de un ligero bramido. “El estruendo fue menor a los que estamos acostumbrados cuando hay expulsión de ceniza. Los vecinos se han alarmado y empiezan a planificar adelanto de cosechas, por si la actividad incrementa en las próximas horas”, dijo.

La misma situación se registra en poblaciones como Cotaló, Huambaló, Huambalito y Pillate, donde los comuneros se mantienen alerta. “La columna fue grande y gracias al viento que sube desde la Amazonía, no se registra caída de ceniza hasta el momento”, dijo Zulema Frías, habitante de Cotaló.

El último informe del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional explica que la actividad interna del volcán se encuentra en un nivel considerado como moderado. Durante la tarde de ayer la nubosidad en la zona del volcán no permitió observaciones directas del cráter, pero entre nubes se pudo observar leves emisiones de vapor con carga moderada de ceniza.

Además se informa que en la mañana de hoy, el macizo ha permanecido completamente despejado, y se observaron emisiones  de vapor con carga media de ceniza que alcanzaron alturas hasta de 2 km con dirección Sur occidente. En la tarde de ayer se registraron lluvias en el sector, pero no se produjeron lahares. Al momento se encuentra completamente nublado. El Telégrafo

Comentarios

comentarios