Los medios locales en Cuba, todos bajo control del Estado, han dado gran difusión a las actividades por el cumpleaños de Fidel, pero en las calles de La Habana los corrillos se centran en la reapertura de la embajada de Estados Unidos, cerrada en 1961, y la visita de Kerry a la isla, la primera de un secretario de Estado desde 1945.

“La apertura de la embajada y el viaje del secretario (Kerry) es la noticia principal de esta semana”, declaró resuelta Yarismeydy Rubido, que vende golosinas en La Habana Vieja.

Para la auxiliar de limpieza Margarita Sánchez, el “viaje de Kerry es lo más importante por el impacto que puede tener en el futuro de las relaciones” entre ambos países, que restablecieron lazos diplomáticos el 20 de julio tras medio siglo de hostilidades.

Mientras tanto, el presidente boliviano, Evo Morales, se está movilizando para darle una celebración adecuada a su aliado cubano Fidel Castro, quien cumple 89 años este jueves (13 de agosto del 2015), festejo opacado por la histórica visita a la isla del secretario de Estado norteamericano, John Kerry, al día siguiente.

Morales, que suele referirse a Fidel como “abuelo sabio”, anunció la semana pasada que viajaría a la isla para visitarlo en su cumpleaños e invitó a otros mandatarios izquierdistas latinoamericanos a sumarse a la celebración, pero hasta ahora ninguno ha confirmado su asistencia. “Fidel cumple un año más de vida y al margen de acompañarle el día de su cumpleaños, espero que me reciba”, y “ojalá nos puedan acompañar algunos presidentes del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, integrada por gobiernos de izquierda), por lo menos, estamos invitando”, dijo Morales./ Agencia AFP

/

Comentarios

comentarios