Venenos en Nuestra Mesa (parte 3)

Datos curiosos:
El revelador documental “Feed up”, harto en español, reveló que la gran industria alimenticia de Estados Unidos, puede dominar hasta los discursos que salen de la Casa Blanca, esto por el cambio repentino de Michelle Obama (primera dama) en dejar de hablar de nutrición, y enfocarse en “ lets move”, o hagamos ejercicio, todo esto por evitar entrar en conflicto con las grandes marcas.
Según estudios realizados en hábitos de consumo en mujeres, se ha demostrado que el cerebro femenino puede ser tan frágil y vulnerable como el de un niño frente a una caja de cereal. Solo el hecho de mencionar light o diet en su etiqueta, puede hacer que el sexo femenino se decida por la compra del mismo.

Que es un producto “Light” o dietético?.
Para que un alimento sea considerado “light” debe cumplir con una reducción de al menos 30% menos de energía o calorías en relación al producto original.
Según el artículo 6 del capítulo VIII del Reglamento Sanitario de etiquetado de alimentos procesados para el consumo humano, se estableció que todos los productos de denominación “light” deberán presentar una declaración de comparación de nutrientes. Algo que aun cuando tiene una buena intención no llega a ser de cumplimiento real para las empresas. Preguntémonos: ¿Las declaraciones que hacen los productores en las etiquetas serán siempre verdaderas?

El gran error de una vida sin grasas.
Es muy común ver mujeres y hombres, decidirse por productos sin grasa, bajos en grasa o simplemente no consumir grasa con el fin de lograr una figura perfecta. Es muy común en fisicoculturistas, o personas fitness, que quieren ver un cuerpo con 0% grasa. Aun cuando logremos una figura “perfecta” conozcamos cuales son algunos de los efectos de la supresión total de este importantísimo grupo alimenticio.

  • La grasa es el vehículo transportador de ácidos grasos esenciales. (Linoleico y linolénico)
  • Las grasas transportan vitaminas liposolubles o solubles (A,D,E,K).
  • Las últimas investigaciones de comunidades científicas han descubierto que uno de los culpables de la baja fertilidad en generaciones modernas se atribuye a los productos light, esto debido a que las hormonas sexuales femeninas y masculinas se sintetizan a base de colesterol y grasa.
  • Lo importante no es suprimir todas las grasas, sino conocer cuáles sí me convienen y en qué cantidad y cuáles no.

El gran engaño del producto light, dietético o super hiper nutritivo.

Imaginemos por un momento el diseño de un auto con un motor de 2000 cc. La energía que requiere para su normal funcionamiento, marcará el desempeño normal del automotor, pero si un día decidimos no darle la gasolina necesaria para su funcionamiento y darle combustible como para un motor de 1200 cc, el resultado simplemente será que el auto no funcione.
Si esto puede sucederle a un auto, cuanto más a nuestro cuerpo. El problema con los productos reducidos en calorías, es que aun cuando tengan menor energía o calorías, al final nuestro cuerpo nos reclamará esa energía que le faltaba. Recordemos que cuando a mi cuerpo le falta energía este recurrirá al consumo del músculo principalmente, para compensar ese déficit.

Uno de los mayores problemas de los productos “light”, es que para modificar sus componentes naturales como la grasa, se necesita una mayor modificación química dentro del proceso de industrialización. Esto es lo que sucede por ejemplo con carnes de cerdo que son reducidas en grasa, donde desde su origen se usan animales modificados genéticamente en laboratorio, para que produzcan menos grasa y más carne. Este cambio “forzado” y antinatural en alimentos sugiere según estudios de Universidades como Tohoku en Japón, presenta mayores riesgos a la salud a mediano y largo plazo que alimentos enteros o sin modificación.

Lamentablemente el engaño está en hacernos pensar que un producto “ light”, nos bajara de peso, sin embargo esto es totalmente FALSO. No te dejes engañar, los productos milagrosos, reductores, adelgazantes, no existen y si es que logran hacerlo en tu organismo, la pregunta es a causa de qué, cobrándole luego a tu mismo cuerpo factura por la forma antinatural y anti metabólica que produjo el descenso de peso.

Parecería que hay en el mercado algunas marcas que no se ha enterado que ofrecer sustituir un desayuno por un batido, o pretender que su “súper producto”, podrá curarte de alguna enfermedad, constituye una violación a las leyes ecuatorianas. Según la última ley Capitulo II de etiquetado de productos procesados, se prohíbe afirmar que con el consumo de un producto elaborado se puede suplir los requerimientos nutricionales de una persona.
Las leyes prohíben también la atribución de propiedades preventivas, o acción terapéutica para aliviar, tratar o curar una enfermedad.

ENTONCES, ¿CUÁL ES LA SALIDA?.
Volver al diseño original, recordemos que nuestro metabolismo, y funcionamiento “normal” necesita de alimentos reales y normales, la idea de dieta, alimentos light o dietéticos, es totalmente errónea, Recordemos siempre esta frase en mi mente, “ la clave está en el equilibrio”, Dios dispuso en su creación todo aquello que nuestro cuerpo requiere para nutrirse y funcionar adecuadamente, volvamos a una alimentación en la que nuestro país es totalmente privilegiado, alimentos reales y nutritivos como el amaranto, la quinua el chocho, la oca, la mashua, garbanzos, vegetales, frutas, y muchos más deben volver a nuestra mesa diaria.

ALIMENTOS VERDADEROS PARA GENTE VERDADERA.
Garbanzos, en conserva natural.

garbansos

INGREDIENTES:
• 500 gr de garbanzos
• 1 y ½ litros de agua
• 2 pepitas de ajo
• 1 cebolla larga.
• 1 cebolla perla
• Apio
• Hoja de laurel
• 2 pepitas de pimienta dulce
• 2 clavos de olor

PROCEDIMIENTO
Dejar remojar por una noche los garbanzos en un litro de agua con una copita de vinagre. Escurrir al día siguiente.
Hacer un refrito con la cebolla y el ajo. Cocinar los garbanzos en una olla de agua, a fuego alto por 30 minutos, junto con el refrito de las cebollas, el ajo, añadir las hojas de laurel, y el apio. Para que no se revienten los garbanzos, colocar un tenedor limpio dentro de la olla. Una vez que estén cocidos, esterilizar o hervir los envases de vidrio con tapa metálica, partiendo de agua fría por 10 minutos, llenar el recipiente con el contenido de garbanzo hirviendo y tapar, dar la vuelta y dejar que se hunda la tapa para producir el vacío.

El garbanzo es rico en proteínas, almidón y lípidos, sobre todo de ácido oleico y linoleico, que son insaturados y carentes de colesterol. Del mismo modo el garbanzo es un buen aporte de fibra y calorías. Posee vitaminas variadas, sobre todo del grupo B. Además minerales variados, además fósforo, potasio, magnesio, calcio y zinc.
Un elevado contenido de vitamina K, lo que ayuda a una correcta coagulación de la sangre.
Posee hidratos de carbono complejos, son de absorción lenta, por lo que producen una asimilación gradual de la glucosa. Ayudan a equilibrar los niveles de azúcar en la sangre generando una energía constante, por lo que constituye un alimento ideal para los diabéticos.
Contienen magnesio, por ello protegen al organismo contra enfermedades cardiovasculares. Son altos en fibra, por esto ayudan a aliviar el estreñimiento.
Ayudan a controlar la hipertensión por su elevado contenido en potasio y la escasa presencia de sodio. Son muy buenos cuando se desea eliminar un exceso de ácido úrico.
Por su alto contenido de magnesio, fósforo y vitaminas del grupo B, son muy favorables para el sistema nervioso y muscular, el garbanzo es adecuado para afrontar situaciones de tensión psicofísica y de estrés. Los folatos son muy abundantes en los garbanzos, estos intervienen en el buen funcionamiento del sistema nervioso y también reducen el riesgo de infarto.

Tomates deshidratados en conserva natural

tomates deshidritados

INGREDIENTES

• 8 tomates
• ¼ taza de aceite de oliva
• Sal marina
• Azúcar morena
• Orégano
• Ajo
• Hojas de albahaca

Cortar los tomates en cuartos, colocar en una rejilla, espolvorear la sal marina y un poco de azúcar morena en cada tomate. Llevar al horno, colocando un envase en la parte de abajo de la rejilla que recepte el líquido que van a desprender los tomates. Mantenerlos en la temperatura más baja posible por alrededor de 6 horas o hasta que se hayan secado.
Colocar en un envase de vidrio con tapa de metal, junto con ajo molido, orégano, un poquito de albahaca, y el aceite de oliva.

Por: Nutri chef Rubén Mosquera
Director Nutrichefsitos
Facebook/youtube: Nutrichefsitos
Coaching nutricional, conferencias, talleres, cursos, seminarios, asesoría de emprendimiento gastronómico.
0999804380/3280502
Quito-Ecuador.

Comentarios

comentarios

Por | 2017-01-29T18:15:43+00:00 11 Agosto, 2016|Salud|

About the autor: