Un adulto mayor puede relacionarse, hacer actividades, adaptarse a cambios. A partir de los 65 años es posible tener una vida activa.

Comentarios

comentarios