Una Limpieza Profunda

El genial compositor español, Manuel de Falla, tenía una personalidad muy especial. Estaba realmente obsesionado por la limpieza, hasta el punto de tener que desinfectar personalmente con alcohol cada una de las teclas del piano cuando daba un concierto, por el simple hecho de que había pasado por muchas manos.

En nuestra vida diaria deberíamos hacer una rigurosa limpieza en nuestro corazón. Dios nos ofrece la oportunidad de limpiar nuestra vida de pecado a través de la sangre de su hijo único. La Biblia dice que por cuanto todos pecaron, están lejos de Dios.

Fue necesario mucho más que alcohol u otro tipo de antiséptico para limpiarnos. Jesucristo derramó su sangre para nuestro beneficio. Es Jesús quien nos lava, nos purifica de nuestros pecados, nunca es tarde para limpiar tu vida.

Comentarios
Por | 2017-01-29T18:15:40+00:00 20 septiembre, 2016|Vida Cristiana|

About the autor:

Tras una amplia trayectoria en diferentes medios de comunicación, escribiendo y leyendo noticias, me siento realizado, más aún cuando cada día, a través de los micrófonos de HCJB, puedo dar “buenas noticias” a los amigos de la sintonía. Anhelo seguir de la mano de “Papá Dios” no para ser un comunicador cristiano, sino un cristiano comunicador.