• Manzanilla

Prepara una manzanilla y unta dos discos de algodón en ella. Colócate los discos en los ojos durante 15 minutos. La manzanilla nutre las pestañas en profundidad. Comenzarás a notar tus pestañas más fuertes y sanas a los pocos días. Puedes realizar este proceso todos los días.

  • Vaselina

Como hemos comentado antes, desmaquillarse las pestañas todos los días es fundamental para cuidarlas y mantenerlas sanas. Después de desmaquillarte, antes de ir a dormir, puedes aplicarte con los dedos un poco de vaselina en las pestañas para que crezcan más fuertes.

  • Aceite de oliva

Si no tienes aceite de ricino en casa, también puedes utilizar aceite de oliva. Aplica una pequeña cantidad de producto en las yemas de los dedos y masajea suavemente tus pestañas. Los aceites contienen múltiples propiedades nutritivas que aceleran el crecimiento de las pestañas y las fortalecen desde la raíz.

Comentarios

comentarios