Además de ayudarnos a reducir el colesterol y aportarnos energía,con este remedio podemos conseguir un desayuno más saciante y, a la vez, saludable para nuestra salud cardíaca.

  • Frasco a base de miel, almendras y nueces

Tan sencillo como eficaz. En primer lugar, hemos de preocuparnos de adquirir miel pura, orgánica y sin ningún trazo de azúcar añadido con el cual «falsear» un poco el producto. Lo más adecuado es que la compres directamente a un apicultor.

Puedes optar por hacer la mezcla en un frasco un poco más grande que el tarro en el que viene la miel. Una vez tengas la miel,  añade un buen puñado de nueces y almendras peladas y sin ningún elemento extraño en ellas. Deben estar limpias.

De esta forma la miel potenciará sus sabor y los frutos secos adquirirán más beneficios.

¿Y cómo podemos consumirla?

Cada mañana puedes comerte 4 almendras y 3 nueces mezcladas con miel.

Puedes añadirlo a tu yogur blanco natural.

Con un tazón de frutas: media manzana y medio plátano, o con trocitos de papaya.

Puedes añadirlo también sobre una rebanada de pan de centeno.

Comentarios

comentarios