Tiempos de Paz

En 1984 el artista colombiano Alejandro Obregón llamado el pintor de la paz pintó palomas en una campaña de su país contra la violencia; sin embargo, el secuestro de un entrañable amigo suyo casi hizo fracasar la campaña, pues Obregón amenazó con no pintar las palomas si no liberaban al ganadero.

El amor al enemigo y la renuncia a la violencia son las mejores pinceladas de una vida transformada. La paz de Dios no se impone por la fuerza ni con la violencia; es una realidad sobrenatural, presente en el corazón y en el testimonio de quienes conocen a Jesús, el príncipe de Paz, que critica y desenmascara las falsas paces y las estructuras que hacen imposible la paz en el mundo

Jesús alienta a quienes le siguen no solo a pintar palomas, si no a trabajar por la paz, que es don de Dios y tarea del hombre. Quienes se comprometen en construir la paz en este mundo son llamados hijos de Dios.

Mauricio Patiño

Comentarios

comentarios

Por | 2016-09-27T09:10:41+00:00 27 Septiembre, 2016|Vida Cristiana|

About the autor:

Tras una amplia trayectoria en diferentes medios de comunicación, escribiendo y leyendo noticias, me siento realizado, más aún cuando cada día, a través de los micrófonos de HCJB, puedo dar “buenas noticias” a los amigos de la sintonía. Anhelo seguir de la mano de “Papá Dios” no para ser un comunicador cristiano, sino un cristiano comunicador.