Tercera Cumbre Mundial del Cacao se realiza en Guayaquil

Esta cumbre se inició la noche del lunes y concluye este miércoles 02 de septiembre, 2015. Una vista de la Cumbre (Peter Tavra, EL UNIVERSO)

Con la presencia de 90 expositores, 16 de ellos empresas multinacionales, se inauguró este lunes la III Cumbre Mundial del Cacao, en el Centro de Convenciones de Guayaquil.
En el evento estuvieron autoridades del Gobierno Nacional y del sector privado, entre ellos Iván Ontaneda, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Cacao (Anecacao), quien se refirio a la emergencia fitosanitaria declarada por el Régimen a los sectores cacaotero y cafetero.
El dirigente resaltó la ayuda gubernamental al sector cacaotero, en el que se han invertido $ 70 millones en programas de apoyo y pidió que la ayuda continúe.
Sobre la emergencia, el vicepresidente de la República Jorge Glas Espinel informó que hasta ahora se han perdido 10 mil toneladas por las plagas monilla y escoba de bruja, lo que representa el 4 % de la produccion de este año, pero se han invertido $ 4 millones en kits para combatirlas.
Estos implementos serán entregados gratis a los cacaoteros afectados, señaló.
Por su parte, el ministro de Comercio Exterior Diego Aulestia informó que los sectores productores de cacao y café han sido beneficiados con $ 600 mil por el sistema del Drawback.
Además señaló que se espera una expectativa de negocios de $ 15 millones en el marco de la rueda de negocios Aromas del Ecuador, que en las últimas cuatro ediciones alcanzó los $ 40 millones. Para está edición llegaron 38 compradores internacionales.

Comentarios

comentarios

Por | 2015-09-01T17:09:16+00:00 1 Septiembre, 2015|Noticias|

About the autor:

Agradezco a Dios por haberme llamado a su servicio desde HCJB, donde le sirvo por treinta años. Me gusta el periodismo, la comunicación radiofónica y la docencia. Me agrada disparar a los animales y aves de las montañas de mi país... pero con mi cámara de fotos jajajaja. A mis 54 años, las nuevas tecnologías de la información y comunicación, como herramientas, me desafían a otras oportunidades para compartir el Evangelio de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. ¡Bendiciones del Eterno, siempre!