Si has perdido a tu héroe terrenal…

Johann Sebastián Bach ha pasado a la historia como un extraordinario músico, con una inmensa obra escrita durante su larga vida. A pesar de haber quedado huérfano de padre a los diez años y que diversas circunstancias obstaculizaron su camino, no sufrió grandes desórdenes emocionales. ¿Pero cuál fue la fuente de su fortaleza y equilibrio espiritual, cuando perdió tan tempranamente a su héroe terrenal? Bach amaba a Dios sobre todas las cosas y muchas de sus grandes obras musicales fueron escritas para El.

El primer deber del hombre es reconocer a Dios como su Padre y Creador de todas las cosas, darle honra y amarlo. Amamos a Dios sobre todas las cosas cuando le ofrecemos nuestra vida a través de Jesús sin condiciones y estamos dispuestos a entregarlo todo antes que ofenderlo.

El amor de Dios es algo dinámico y radical, constantemente en movimiento. Debe ser anhelado, escuchado, puesto en práctica y al cual debemos retornar siempre que se produzca algún obstáculo en nuestra vida. De otra parte el amor de nosotros hacia Dios, exige todo nuestro corazón, toda nuestra mente y todas nuestras fuerzas. Como Bach debemos reconocer que Dios es nuestro Padre, fuente de nuestra salud emocional y espiritual y fuente de vida eterna.

Comentarios

comentarios

Por | 2016-10-04T12:03:37+00:00 4 Octubre, 2016|Vida Cristiana|

About the autor:

Tras una amplia trayectoria en diferentes medios de comunicación, escribiendo y leyendo noticias, me siento realizado, más aún cuando cada día, a través de los micrófonos de HCJB, puedo dar “buenas noticias” a los amigos de la sintonía. Anhelo seguir de la mano de “Papá Dios” no para ser un comunicador cristiano, sino un cristiano comunicador.