Seamos ahorrativas

 

¿Quién no quisiera tener un poco de dinero extra para esos gastos inesperados? ¿O aun para comprar un helado con tus hijos de vez en cuando? Hay mil lugares en donde gastar nuestro dinero, pero para poder administrarlo bien, primero tenemos que buscar mil maneras de ahorrar. Aquí hay algunos pasos sencillos para empezar tu camino hacia el ahorro.

Mantener un presupuesto y seguirlo. Si has sufrido de “demasiado mes al final del sueldo,” un presupuesto te servirá mucho. Un método simple es destinar cierta cantidad mensual de dinero para arriendo, alimentos, utilidades, transporte, diversión, y gastos extras, etiquetando sobres con las cantidades y guardando dinero en cada sobre. Es una manera visual de saber cómo andas durante el mes y cuando necesitas frenar los gastos. Si no sabes cuánto dinero apartar para cada sobre, toma una semana (o mejor un mes) para anotar todos tus gastos en un cuaderno para poder analizar hacia donde va el dinero.

Evitar usar tarjetas de crédito. Pagar con cuotas diferidas parece conveniente, pero al final puedes quedarte pagando el doble en comparación con un solo pago en efectivo. Mejor es ahorrar lo que necesitas con anticipación y luego comprar de una, a precio más barato.

Planificar las comidas una semana a la vez. Cuando sabes lo que vas a cocinar, puedes hacer compras con menos frecuencia, evitando compras impulsivas e innecesarias. Y así ahorrarás tiempo también para disfrutar en familia en lugar de pasarlo en el supermercado.

Comprar marcas genéricas. ¿Por qué pagar más tan solo por un nombre? Lleva una calculadora al almacén (o usa la calculadora en tu celular). Para saber el precio unitario de un producto, divide el precio por la cantidad (gramos o kg). Muchas veces los productos de oferta todavía salen más caros que los productos genéricos. ¡Sé una casera astuta!

Hacer comida en casa. La comida casera sale más barata y también es más saludable. Además, cocinar es una habilidad que nuestros hijos necesitarán para sus vidas futuras. ¿Por qué no ahorrar mientras creas memorias preparando ricas comidas entre familia?

Incluir a toda la familia. Hasta los niños muy pequeños pueden aprender el valor de una vida ahorrativa. Haz juegos en casa de quien puede ganar más puntos apagando cada luz que no está en uso. Dales a tus hijos alcancías para enseñar la importancia de ahorrar para una meta y cuéntales tus metas. Explícales que no les comprarás un juguete cada vez que vayan de compras porque estás ahorrando para poder darles algo mejor en sus cumpleaños. Diviértete por nada de dinero en los parques lindos de Quito.

Ahorrar dinero en el hogar te dará más libertad para disfrutar tu sueldo y poder bendecir a los demás también. Comparte tus ideas adicionales con nosotros en nuestra página web. ¡Aprenderemos juntas!
Beth Saavedra

Iglesia La Viña, Quito

vinaquito.com

Comentarios
By | 2018-05-22T12:48:01+00:00 21 mayo, 2018|Familia|

About the Author: