Zonas expuestas. Las zonas del cuerpo más proclives a las picaduras de los mosquitos son el rostro, brazos y pies.

  1. Eucalipto. En 1 litro de agua coloca 250 gramos de eucalipto, pon a hervir durante 45 minutos y ya seas fría o tibia coloca en las zonas que requieres.
    (La ventaja de este repelente es que puedes colocarlo también en las áreas húmedas de tu casa, en puertas y ventanas; tiene un aroma agradable y fresco.)
  2. Clavos de olor. Se utilizan clavos de olor que hasta ahora se han identificado como la forma más eficaz de repeler mosquitos.
    (Preparación. En 1 litro de agua coloca 3 cucharadas de aceite para bebé y 30 clavos de olor, pon a hervir la preparación. Deja enfriar y coloca en las áreas a proteger.
    Alternativa. También puedes añadir el eucalipto en aceite esencial, aplicando cada 6 horas directamente sobre la piel. Suele combinarse con limón, albahaca, poleo y tomillo.)
  3. Manzanilla. Es muy sencillo, en 1 litro de agua coloca 250 gramos de flor de manzanilla previamente lavada, después, utiliza las flores hervidas para frotar tu piel cada 2 horas.

Comentarios

comentarios