•  Romero para estimular el cabello

El romero (Rosmarinus officinalis) mejora la circulación en el cuero cabelludo y detiene la caída del cabello o, cuando menos, la reduce. En el mercado hallarás lociones y champús que lo contienen.

También puedes hacerte fricciones a diario con la decocción caliente. Para el aclarado posterior, se recomienda una mezcla de vinagre y agua.

  • Zumo de cebolla

Por su alto contenido de azufre, el zumo de cebolla ayuda a mejorar la circulación de la sangre en los folículos pilosos; así, los regenera y reduce la inflamación. Constituye, por lo tanto, uno de los más efectivos remedios naturales para la caída del cabello.

Otro motivo que ratifica esta idea es que tiene propiedades antibacterianas, por lo que combate las infecciones del cuero cabelludo que pueden causar la pérdida el cabello. La preparación es muy sencilla:

Extrae el zumo de cebolla con una rejilla, cuélalo y luego aplícalo directamente sobre el cuero cabelludo. Deja actuar durante 30 minutos y enjuaga muy bien para eliminar el olor.

Otra opción consiste en mezclar tres cucharadas de zumo de cebolla y dos cucharadas de gel de aloe vera. Aplica esta mezcla por todo el cuero cabelludo, déjala actuar 30 minutos y enjuaga.

Comentarios

comentarios