Existen remedios que puedes preparar en casa que son infalibles para prevenir la anemia y corregirla a tiempo:

Preparar lentejas y agrégale cebolla. Esta es una combinación ideal porque ambos alimentos son ricos en hierro de origen vegetal. Además, la cebolla contiene vitamina C, necesaria para que el hierro de origen vegetal se absorba.

Sopa de ajo, este alimento lo puedes conseguir en cualquier abasto o supermercado y es una excelente fuente de hierro. Para su preparación, sofríe el ajo con cebolla y pimentón, agrégale agua y ponlo a hervir a fuego medio. Toma el caldo dos veces al día.

Prepara un rico zumo que combine la espinaca, zanahoria, berro, nabo y rábanos. Tómalo dos veces al día y te aseguramos que la cantidad de glóbulos rojos en sangre aumentará.

En una licuadora vierte la yema de un huevo, el jugo de un limón y una cucharada de melaza de caña. Este jugo debes tomarlo una vez al día, tres veces a la semana.

Corta el tallo de un apio en dos trozos, agrégale una taza de leche caliente. Deja que la preparación repose por unos 5 o 10 minutos y bébela una vez al día.

La pera y albaricoque también funcionan para combatir la anemia. Lava la pera y extráele las semillas. Coloca los trozos de pera y los pedazos de albaricoque o melocotón en una licuadora, agrega leche. Licua bien y tómalo diariamente por 10 días.

Combina manzana con toronjil. En un litro de agua hirviendo agrega una o dos manzanas rebanadas y un puñado de hojas de toronjil. Deja que la preparación repose por 10 minutos y agrégale el jugo de un limón. Endulza con canela y miel. Bébelo por un mes.

Comentarios

comentarios