Como hemos comentado, el oído podría tener una relación directa con el riñón, por lo que si falla la capacidad auditiva podría estar debilitándose la función renal.

Aunque no tengas ninguna enfermedad de los riñones, es recomendable consumir cada día zumos y caldos naturales caseros elaborados con los siguientes ingredientes:

Verduras como el apio, la cebolla y el perejil.

Plantas con propiedades medicinales como el diente de león y la ortiga.

Frutas como la pera, uva y arándano

Frutos secos y semillas.

Además el consumo de estos zumos y caldos, te ayudará a alcalinizar el organismo, lo cual favorece la función renal. De esta forma contribuyes a  evitar la pérdida de audición.

Ejercicios de relajación para la mandíbula

Si sufres tensión en la  mandíbula durante el día y bruxismo por la noche, deberías realizar ejercicios para relajar la mandíbula varias veces al día. Así,  puedes reducir la tensión que podría estar perjudicando al oído. Puedes realizar diferentes ejercicios con la mandíbula:

Abrir y cerrar.

Hacia delante y hacia atrás.

De lado a lado.

En círculos hacia ambos lados.

Realizar la forma del infinito.

Comentarios

comentarios