Baño de vinagre blanco

El vinagre blanco es una sustancia que posee muchísimos beneficios para diversos propósitos corporales. Sus propiedades astringentes tienen la capacidad de deshacerse de la presencia de las esporas de forma progresiva. Solo se debe repetir la aplicación de forma continua.

Ingredientes

200 ml de vinagre

500 ml de sal

20 g de flores aromáticas

¿Qué debo hacer?

Verter en un recipiente el vinagre, la sal y las flores aromáticas.

Aguardar hasta que esté bien diluido.

Introducir en la mezcla la zona afectada o humedecer pañuelos con la sustancia

Frotar la zona en la que se encuentre el hongo.

Repetir el procedimiento al menos tres veces por semana.

Pomada de bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio posee magníficas cualidades antimicóticas y antibacterianas, por no mencionar sus bondades para la conservación de la belleza de la piel. Utilizar una pomada de este compuesto no solo te ayudará a eliminar los hongos, sino que te servirá de exfoliante.

Ingredientes

2 cucharadas de bicarbonato de sodio

100 ml de agua

¿Qué debo hacer?

Mezclar el agua con el bicarbonato de sodio hasta obtener una especie de pasta.

Aplicar en la zona afectada y frotar por unos minutos.

Enjuagar con abundante agua y repetir al menos cuatro veces por semana.

Comentarios

comentarios