• Té de pimienta con miel

Las infusiones pueden ser una buena alternativa para la tos, con el aliciente de que están hechas con productos naturales. En caso de tener tos húmeda, es aconsejable ingerir té de pimienta con miel. Al parecer esto ayuda a estimular la circulación, funciona como alivio y potencia el flujo de flemas.

Para elaborar la receta es simple, así que seguro que tienes los ingredientes por casa sin necesidad de ir a comprarlos. Solo hay que añadir a una taza de agua hirviendo una cucharada de pimienta fresca (grano gordo) y dos cucharadas de miel. Seguidamente debe dejarse reposar durante 15 minutos. Por último, la mezcla se debe colar y la infusión ya está lista para beber.

  • Jarabe de jengibre y menta

El jarabe de jengibre es una medicamento casero que se ha empleado durante mucho tiempo para tratar la tos. Es un expectorante natural, que además detiene la irritabilidad y el dolor en la parte superior de la garganta. Es ideal para la tos seca. Para aumentar su efecto es posible añadir menta para aliviar definitivamente ese cosquilleo irritante.

La receta de este jarabe es sencilla de elaborar. Solo es necesario utilizar 3 cucharadas de jengibre picado, 1 cucharada de menta seca, 4 tazas de agua y 1 taza de miel. Primero, hay que picar el jengibre y añadirlo junto con la menta a 4 tazas de agua. Esta mezcla se lleva a ebullición y se deja cocinar a fuego lento durante 15 minutos. El siguiente paso es dejar que se enfríe levemente. Después se añade la miel y se remueve hasta que se haya disuelto la mezcla. Toma una cucharada cada pocas horas. Es posible guardar el jarabe en la nevera y dejarlo hasta 3 semanas.

  • Ajo

El ajo también es un remedio natural que funciona muy bien para calmar la tos con flema, y contiene varias propiedades que hacen que actúe como un antibiótico natural. Para que el ajo sea efectivo es posible consumirlo de dos maneras. Una de ellas, al ingerirlo crudo, preferiblemente en ayunas. No obstante, esta no es una opción viable para todo el mundo , porque puede causar malestar estomacal.

Otra forma de beneficiarse del ajo es partirlo en dos mitades y dejar cada mitad en los carrillos de la boca. Se debe dejar en esa posición durante 15-20 minutos, siempre cuando el dolor esté presente.

Comentarios

comentarios