• Agua fría para desinflamar el ojo

El agua fría refresca el ojo en medio del escozor y la inflamación de la conjuntivitis. AL igual que con la infusión de manzanilla, se debe tener sumo cuidado al limpiar el ojo con ella, en especial de no pasar la infección de un ojo al otro, hay que recordar que la conjuntivitis ya sea bacteriana o viral, es altamente contagiosa.

  • La zanahoria ayuda

Se considera que la compresa de zanahoria actúa como un antiinflamatorio natural, ayudando a combatir los síntomas de esta enfermedad. Se sugiere exprimir el jugo de la zanahoria con un extractor de jugo, posteriormente remojar la gasa esteril sobre este jugo y limpiar el ojo cerrado y limpiando previamente el ojo con suero fisiológico, de este modo se podrá evitar empeorar la infección.

  • Té verde

Uno de los remedios caseros más fáciles de conseguir, preparar y aplicar es el té verde. Sus bioflavonoides tienen la capacidad de reducir de igual manera la inflamación y a la par combatir las infecciones ya sean virales o bacterianas.

Asimismo, el té verde contiene ciertas sustancias antioxidantes que ayuda a desintoxicar el ojo de las agresiones causadas por ciertos químicos alergénicos que regularmente empeoran el grado de conjuntivitis.

Además de la conjuntivitis, el té verde ayuda a mejorar la apariencia de las ojeras, a aliviar los ojos cansados y a disminuir la inflamación de los orzuelos, pues, su aplicación a través de compresas de gasa estéril, mejora considerablemente la irritación que es producto de la conjuntivitis, refrescando de este modo al ojo afectado.

  • Agua con sal

El agua salada tiene la virtud de de mantener a raya la proliferación de bacterias en los ojos, esto se debe a que su composición suele ser muy similar a la del suero fisiológico, por lo que otra opción de remedio casero es utilizar el agua con sal a fin de limpiar los rastros de la conjuntivitis de los ojos.

Por supuesto, se debe evitar el uso de paños, toallas o cualquier material capaz de absorber y retener la infección, no se debe olvidar que la conjuntivitis es altamente contagiosa a tal punto que si sólo un ojo se encuentra enfermo, el otro puede infectarse muy fácilmente con el más mínimo contacto.

Por esta razón es tan importante utilizar los materiales adecuados que posteriormente deberán ser desechados, como es el caso de las gasas estériles.

Comentarios

comentarios