Diagnosticar la artritis suele ser complicado porque los síntomas no se muestran hasta que el afectado está en una etapa avanzada de la enfermedad.

Por ello es importante que se tengan en cuenta que existen remedios caseros naturales para mantener la salud de las articulaciones. A continuación una lista de ellos:

Cúrcuma: Elimina el dolor y reduce la hinchazón gracias a sus propiedades analgésicas, antisépticas antiinflamatorias. Basta con diluir una cucharada de miel y una de cúrcuma en un vaso de agua y beber esta mezcla dos veces al día.

Ortiga: Es depurativa y ayuda a calmar el dolor y la hinchazón. Se puede preparar una tintura macerando las hojas de esta planta en medio litro de alcohol de 90º durante 10 días, pasado este tiempo podremos aplicarla con la ayuda de un paño dejándolo reposar sobre la zona afectada.

Piña: Su alto contenido en bromelina ayuda a reducir la hinchazón y el dolor, por ello se recomienda consumirla en abundancia.

Vinagre de manzana: es también un potente analgésico y antiinflamatorio y puede aplicarse del mismo modo que la tintura de ortiga o también puede ingerirse una vez al día mezclando una cucharada de vinagre en un vaso de agua.

Eucalipto: Es antirreumático, antiinflamatorio y analgésico. Se recomienda mezclar unas gotas de la esencia de esta planta con un aceite base (olivo, almendra, coco) y aplicar haciendo masajes en la zona afectada.

Comentarios

comentarios