Así que aquí te damos algunos  remedios inimaginables, pero  rápidos, efectivos y súper naturales para que puedas curar el fuego labial.

  • Ajo: El ajo lo cura casi todo por lo que no es una sorpresa que también sirva para curar las aftas. El ajo tiene propiedades antivirales y antibióticas. Pero OJO, el ajo es tan fuerte que puede quemar, por lo que no debes aplicarlo por mucho tiempo. Puedes aplicar también tomate en el área afectada si crees que la has quemado mucho con el ajo. El tomate te ayudará a cicatrizar.
  • Sal: Coloca un poco de sal molida sobre el fuego labial. Repite varias veces al día hasta ver mejoría.
  •  Aloe vera: El aloe vera es un excelente cicatrizante. Pon un poco de cristal de sábila sobre el fuego labial y verás que bueno es.
  • Leche:Deja puesta sobre la lesión una media hora o hasta que seque y, aunque no lo creas, lograrás deshacerte del fuego labial. Aplica varias veces al día.
  • Peróxido: El peróxido es un antibiótico popular. Aplica cada 3 horas.
  • El té negro: El té negro es muy bueno para aliviar la inflamación y el dolor. Es bueno ingerirlo, pero en este caso, coloca una compresa de té negro en la zona afectada.
  • Hielo:Este es un remedio simple y muy popular. El hielo, aunque no tiene ninguna propiedad curativa puede matar el virus que provoca el fuego labial. También desinflama y ayuda a aliviar el dolor y las molestias que esta condición provoca.

Comments

comments