Compresas frías o calientes

Si solo se trata de una pequeña inflamación en la muñeca ésta se puede mejorar colocando unas compresas frías, reduciendo así la inflamación. Pero si además existe dolor, deben alternarse las compresas frías y calientes, de esta manera se reducirá efectivamente tanto la inflamación como el dolor.

Agua tibia

Además de eso, otra forma muy efectiva y simple para reducir el dolor de muñeca, la inflamación y los músculos tensionados es calentar agua, teniendo cuidado de que no esté demasiado caliente, y agregarle unas cuantas gotas de aceite de lavanda, el cual es muy relajante.

Cubrimos de agua hasta la muñeca, se debe dejar un buen rato, o hasta que el agua se enfríe, lo cual resulta muy bueno para relajar y calmar los músculos, tanto de las muñecas como de cualquier otra parte del cuerpo.

Masajes usando aceites

Si el dolor no es tan fuerte, algo molesto pero no demasiado, se puede realizar un masaje suave, frotando con aceite de coco o aceite de almendras y realizando un movimiento delicado, muy tenue, lo más importante es no ejercer ningún tipo de presión para no agravar la lesión provocando un dolor más fuerte.

Comments

comments