La AMUSIA es un trastorno que hace que las personas con esta enfermedad no puedan distinguir una canción de otra o reconocer una determinada melodía.

Podríamos decir que en este tiempo muchos padecen de una especie de AMUSIA espiritual. Para oír la canción del mundo no necesitamos ayuda, pero para oír la dulce melodía de Dios necesitamos de su Espíritu en nosotros.

La melodía de Dios nos hace producir cambios en nuestra vida, nos da gozo, paz, fuerza para tener dominio propio ante las tentaciones y nos hace avanzar. La canción de Dios habla de vida plena, su letra dice: Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia.

Comentarios

comentarios