3 ingredientes indispensables para un buen preparado casero

  1. Limón

El limón contiene enzimas que le brindan propiedades para blanquear cualquier superficie. Es un elemento muy utilizado en productos de limpieza porque ayuda a eliminar la grasa y los malos olores. Además, se caracteriza por ser un antiséptico y antifungicida muy potente.

Para elaborar el preparado es necesario frotar un trozo de limón sobre las uñas. Si causa ardor o dolor, se puede usar un algodón o hisopo. Hay que dejar que el líquido actúe unos 15 minutos y retirar con agua templada.

Otra opción es remojar las uñas en el jugo de limón durante 10 o 15 minutos. Luego, se frotan con un cepillo de cerdas suaves, se lavan con agua y, para evitar que la piel se reseque, se aplica crema hidratante. Esta opción no solo ayudará a eliminar el color amarillo de las uñas: al mismo tiempo les otorgará luminosidad.

  1. Vinagre blanco o vinagre de manzana

El vinagre es un producto que, además de quitar el color amarillento de las uñas, también permitirá que crezcan sanas y fuertes. Tiene propiedades antifúngicas. Además, si las manchas se deben a los efectos de los esmaltes, el vinagre disminuirá el oscurecimiento de esta área.

El preparado casero es muy sencillo: en un bol se debe colocar agua tibia y vinagre blanco o de manzana en la misma proporción.

Allí se introducen las manos o pies y dejan remojar durante unos 15 o 20 minutos. Luego se masajean las uñas, se limpian con una toalla y listo. Este tratamiento se debe repetir dos veces a la semana, durante al menos un mes.

  1. Bicarbonato de sodio

Se trata de uno de los mejores blanqueadores que nos ha proporcionado la naturaleza. También es un excelente exfoliante, así que ayudará a eliminar todas las impurezas de las manos y pies.

El bicarbonato de sodio siempre se debe juntar con algún líquido para convertirlo en una pasta y poder aplicarlo sobre las uñas.

Para el preparado casero, en un bol se debe mezclar una cucharada de aceite de oliva, el jugo de un limón y bicarbonato de sodio.

Luego se frota sobre las uñas con un cepillo y se deja actuar durante al menos 10 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, se retira con agua. Este procedimiento se repite dos veces a la semana hasta que no queden rastros de las manchas.

Ingredientes

1 cucharada de bicarbonato de sodio (9 g)

½ cucharada de aceite de oliva (7,5 ml)

½ cucharada de vinagre blanco (7,5 ml)

El jugo de dos limones

Preparación y aplicación

Se mezclan en un bol todos los ingredientes hasta obtener una pasta arenosa que permitirá exfoliar y blanquear las uñas.

Luego, con un cepillo de cerdas suaves, se aplica sobre las uñas con movimientos circulares. Se deja reposar la crema a lo sumo durante 15 minutos, y luego se remueve con agua.

Al final, se aplica crema hidratante o algún aceite cosmético para evitar la resequedad de la piel.

Se debe repetir el procedimiento hasta quitar el color amarillo.

Estos preparados no se deben emplear sin ningún tipo de control, ya que podrían generar efectos adversos. Ante cualquier duda, lo ideal es buscar asesoría con un especialista.

Remedios caseros para mejorar el aspecto de las uñas  Remedios caseros para mejorar el aspecto de las uñas

Las uñas son un factor importante en la estética o la vanidad de las personas. También pueden reflejar rasgos de la personalidad.

Comentarios

comentarios