Potencias buscan cómo sancionar a Corea del Norte

Foto: Agencia EFE

Mientras ciudadanos norcoreanos mostraron satisfacción por el ensayo nuclear de Pyongyang con una bomba de hidrógeno el pasado miércoles, calificado de exitoso, los representantes de las principales naciones volvieron a manifestar su rechazo y comenzaron a delinear las acciones para sancionar a Corea del Norte.

El Gobierno británico, por ejemplo, convocó ayer al embajador norcoreano en Londres para pedirle explicaciones y expresarle su condena al ensayo.

“Es una violación de varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”, dijo Hugo Swire, secretario de Estado para Asia, quien agregó que Londres apoya “implementar nuevas medidas significativas contra el régimen” norcoreano.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dijo que el enfoque de Pekín ante Corea del Norte no funcionó y que es momento de cambiar de posición respecto a Pyongyang. Aseguró que ayer habló con el canciller chino, Wang Yi, sobre varias opciones para responder a la cuarta prueba nuclear de Corea del Norte.

“Esa prueba recalca el compromiso firme y continuado de Estados Unidos con la seguridad regional y la no proliferación (de armas) global, y continuamos comprometidos con eso”, expuso Kerry.

Naciones Unidas dijo que trabajaría de inmediato en nuevas medidas contra el país.

Corea del Sur, en cambio, anunció que retomará la emisión de propaganda transfronteriza, considerada un acto de guerra por Corea del Norte. Seúl iniciará también conversaciones con Washington, que podrían terminar con el despliegue de aviones y submarinos nucleares estadounidenses en la península de Corea.

Las emisiones propagandísticas de Corea del Sur, que comenzarán hoy, enfadarán al autoritario gobierno de Pyongyang porque buscan hacer que los norcoreanos cuestionen la infalibilidad de la gobernante familia Kim. Seúl detuvo una campaña similar a finales de agosto, tras acordar con el Norte un paquete de medidas destinadas a rebajar las hostilidades entre los dos vecinos y evitar así el conflicto.

Podrían pasar semanas, según los expertos, hasta que confirmar o refutar el ensayo nuclear con una bomba de hidrógeno, que supondría un importante avance arsenal para Corea del Norte. Incluso una prueba con una bomba atómica, menos sofisticada y potente, acercaría a sus científicos e ingenieros al objetivo de construir una ojiva nuclear pequeña, que podría entrar en un misil, que logre alcanzar territorio continental estadounidense.

Fuente: El Universo

Comentarios

comentarios

Por | 2016-01-08T12:31:11+00:00 8 Enero, 2016|Noticias|

About the autor: