Postura anti-OEA sin eco en sucesor de Ecuador ante la Celac

Foto: El Universo

Con la aprobación de 20 declaraciones políticas concluyó ayer la IV Cumbre de jefes de Estado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), celebrada en la sede de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), en Quito.

Luego de un largo periodo de pronunciamientos políticos de varios jefes de Estado y cancilleres de los 33 países miembros del organismo, a las 21:00 aprobaron por consenso estos documentos y Danilo Medina, presidente de República Dominicana, asumió el mando de la Celac durante el 2016.

El mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, entregó la presidencia pro tempore a Medina en un acto protocolar que duró apenas un minuto. Enseguida, Medina dio un discurso para realzar el trabajo hecho por Correa y expresó el desafío que resultará liderar este bloque en medio de la crisis económica. “Más que nunca el mundo nos está pidiendo una respuesta política”, enfatizó y se planteó “reorientar este foro”.

Su discurso resaltó el reto de emprender políticas regionales para luchar contra el narcotráfico y contra el desempleo. Las declaraciones políticas estuvieron enmarcadas en exigir a Estados Unidos que ponga fin al bloqueo económico a Cuba y retire la base de Guantánamo. También, un respaldo en los procesos de paz en Colombia con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC); además de temas relacionados con la migración, el turismo, entre otros.

Se discutió la aprobación de una declaración más, pero no se logró consenso. Esta se relacionaba con la solicitud a la Unión Europea (UE) para que no se considere a Las Bahamas como un paraíso fiscal. A las 21:30, el cuarteto de la Celac, integrado por los mandatarios de Ecuador, Costa Rica, República Dominicana y Bélice, dio una declaración de prensa.

Correa reconoció que se debe trabajar en la lucha contra la pobreza porque la región es la más inequitativa del mundo, indicó. Deseó suerte a Medina por asumir la presidencia pro tempore, quien aseguró que esta cumbre terminó mucho más fuerte y comprometida a luchar contra la pobreza.

“Esperamos a través de este instrumento que podamos dar un impulso”, opinó Medina.

Previamente, República Dominicana marcó distancia de la propuesta de que reemplace a la Organización de Estados Americanos (OEA), planteada por Correa.

El mandatario ecuatoriano admitió que durante su presidencia pro tempore “no se han podido plasmar los cinco ejes (que habían sido trazados) en metas cuantificables”. Lo dijo durante el discurso que ofreció para inaugurar la cumbre. Los ‘ejes’ eran: reducir la extrema pobreza, fortalecer la ciencia y tecnología, conservar el medio ambiente, fortalecer el desarrollo del organismo y reemplazar a la OEA.

“La Celac debe ser el foro para que los latinoamericanos y caribeños discutamos. Necesitamos un sistema nuevo de derechos humanos, sin dobles estándares y discusiones geopolíticas”, aseveró el mandatario.

Dijo que “todo está listo para el nuevo sistema”, pues los países latinoamericanos han ratificado la Convención Americana sobre Derechos Humanos y reconocen a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Correa afirmó que este último organismo “puede asumir las funciones” de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Fuente: El Universo

Comentarios

comentarios

Por | 2017-01-29T18:16:40+00:00 28 Enero, 2016|Noticias|

About the autor: