Nunca es tarde para empezar de nuevo.

De vez en cuando la vida pierde sentido.

Las cosas se desmoronan alrededor, nos damos cuenta que nos equivocamos en la decisión tomada. Pareciera que todo llegó a su fin, que no hay más que hacer, y sí, probablemente no puedas arreglar las cosas. Probablemente debes aceptar que así sucedió y que es momento de empezar de nuevo.

No nos gusta admitir que nos equivocamos, pero reconocerlo es el paso número uno para empezar de nuevo. Es necesario aceptar que somos humanos, que no podemos controlarlo todo y que, de vez en cuando, tomaremos decisiones que nos afectan, aunque debemos procurar aprender de los errores y no enamorarnos de la piedra con la que tropezamos.

Es necesario recordar que la vida continúa, como segundo paso. La vida no es estática y nadie va a parar el partido para ver un replay del último error que cometimos. Hay que afrontar las consecuencias y seguir. Dios nos dio la capacidad de medir los tiempos, pero aún así no logramos mirar el panorama completo. Caminar a pesar de lo sucedido, a tu ritmo, es necesario.

Dios es especialista en construir desde las cenizas del pasado, y ese es el tercer paso que debes tomar en cuenta. No nos gustan los cuadernos rayados, pero Dios es experto en trabajar sobre lo vivido. Sana, restaura, perdona, libera, y te levanta de nuevo. Deja de pedirle que te quite la vida, porque no lo hará. Él va a trabajar sobre lo que eres, lo que tienes, creas o no que es suficiente. Él es experto y especialista en construir desde las cenizas del pasado.

 

Jimmy Sarango | www.jimmysarango.com

 

Comentarios
Por | 2017-03-31T14:38:27+00:00 31 marzo, 2017|Vida Cristiana|

About the autor:

Soy un joven al servicio de los jóvenes. Disfruto aprender y compartir con otros las lecciones que Dios me ha permitido vivir. Soy músico aficionado, fotógrafo improvisado y bloguero por gracia de Dios.