“Anunciaremos desde cada cumbre, pináculo y terraza que la única esperanza para este mundo perdido es una relación con Jesucristo”. Tonny Tamayo a lo largo de sus 33 años al servicio de Dios y de su iglesia nos ofrece el tema: “nada se compara”.

La canción fue escrita hace un año. Pero hoy tiene más vigencia que nunca, porque en medio de la angustia solo Dios tiene palabras de vida.

Comentarios

comentarios