La erupción por calor, también llamada «miliaria roja» o «sarpullido de calor», no afecta únicamente a los bebés. También afecta a los adultos, sobre todo en climas calurosos y húmedos.

Aloe Vera

El aloe es una de los más poderosos remedios caseros para tratar todo tipo de afecciones cutáneas. Eso se debe a sus propiedades analgésicas, cicatrizantes, antibacterianas, hidratantes y antiinflamatorias, las cuales sirven para aliviar el ardor que ocasionan algunas enfermedades de la piel, cicatrizar las heridas con suma rapidez, secar las quemaduras, eliminar bacterias e inhibir el desarrollo de los hongos de la piel.

Pepino

El pepino es rico en vitaminas B y C, lo cual lo convierte en un excelente antibiótico, antiinflamatorio, hidratante y regenerador natural de la piel. Estas vitaminas estimulan el metabolismo, lo cual puede ayudar a reducir la inflamación, así mismo son excelentes estimulantes del sistema inmunológico lo cual beneficia la proliferación de anticuerpos y la eliminación de patógenos como virus, bacterias, microbios y hongos.

Para utilizar pepino, puedes aplicar rodajas encima de la región afectada o bien preparar una pasta licuando varios trozos de pepino con agua, aplicando la mezcla en las regiones donde aparece la miliaria.

Bicarbonato de Sodio

El bicarbonato de Sodio es excelente para combatir todo tipo de afecciones en la piel, ya que tiene propiedades antiinflamatorias, excelentes para reducir los efectos nocivos de la irritación y la comezón en la piel asociados a distintas enfermedades dermatológicas como el sarpullido.

El bicarbonato puede utilizarse en compañía de agua oxigenada para limpiar la región afectada por sarpullido en compañía de una gasa antiséptica. O bien, puedes emplear el bicarbonato en compañía de agua oxigenada y agua tibia para hacer un baño de inmersión. En este caso debes mantener sumergida la región afectada por una hora, cada día.

Comentarios

comentarios