Metas de Salud y Nutrición en el 2017

HACER DEL AYUNO UN ESTILO DE VIDA

El ser humano está dotado para el ayuno, no siempre tuvimos alimento, por lo cual desarrollamos una especie de almacén de energía en nuestro cuerpo, que se lo encuentra en forma de glucógeno en nuestro hígado y en músculo.

Cuando ayunamos, no es que dejamos de comer, sino que el cuerpo activa su sistema de alimentación desde dentro hacia afuera, esto le da la oportunidad al organismo de utilizar toda esa energía antes usada en procesar alimentos, en depurarse. Este proceso es parte de nuestro instinto más básico, un bebe cuando está enfermo lo primero que hace es ayunar. Si después de estas fiestas sientes pesadez y acides por todo lo que has comido es indispensable que empieces hacer del ayuno un hábito de vida.

La ciencia recomienda el famoso ayuno intermitente que no debe superar las 30 horas, es importante mencionar esto ya que después de este tiempo empieza a haber afectación a nivel neuronal y especialmente el ácido clorhídrico que existe en el estomago empieza a carcomer las paredes intestinales, este acido es sumamente poderoso, capaz de quemar un pedazo de papel.

Es recomendable ayunar al menos 1 vez por mes un ayuno prolongado y 1 vez al mes un ayuno intermitente.

Para e ayuno prolongado: la última comida será una cena ligera hoy a las 6 de la tarde, en donde empezará tu ayuno, se extenderá hasta mañana 6 de la tarde, en donde terminaras tu ayuno de 24 horas, con una cena ligera.

Para ayuno intermitente: Empiezas hoy teniendo tu última cena, a las 6 de la tarde, continúas tu ayuno saltando el desayuno, pero comiendo tu almuerzo a las 3 de la tarde del día siguiente. Así tendrás 19 horas de ayuno intermitente.

El ayuno es una de las mejores formas que nuestro padre Dios nos permite curarnos.

CONSUME FERMENTADOS AL MENOS 4 VECES POR SEMANA

Recuerda que la mayor parte de tu sistema inmunológico está en tus intestinos, también ahí existen neuronas, conocido como el sistema entérico. Bien hacemos en decir que el estómago es el segundo cerebro, por lo que el fortalecer tu sistema inmune se logra solamente mejorando tus funciones intestinales, para esto, la microbiota intestinal o mal llamada flora intestinal debe aumentar, pero cómo lo logramos, una de las mejores formas de hacerlo es a través del consumo de alimentos fermentados y germinados.

Consume al menos 4 veces por semana fermentados y germinados.

COME VERDURAS DE HOJAS VERDES Y CRUDAS AL MENOS 4 VECES POR SEMANA

Estudios del Instituto Australiano Walter y Eliza Hall, han identificado que en el sistema digestivo se encuentran unas células inmunológicas llamadas linfoides innatas, estas no solo protegen al intestino de bacterias malas, sino que juegan un papel crucial en evitar el desarrollo de diferentes tipos de cáncer en el cuerpo. Comer verduras orgánicas y crudas como la espinaca, el khale, los berros, la albahaca, rúcala, radiccio, nabos, serán muy saludables para tu cuerpo.

COME VEGETARIANO UNA VEZ POR SEMANA

El ser humano no es 100% carnívoro ni 100% vegetariano, es una mezcla de ambos, pero somos más vegetarianos que carnívoros. Una de las mejores formas de establecer hábitos de salud en tu vida y tu familia es no comer carnes animales al menos 1 vez por semana, porque las proteínas animales son más difíciles de procesar que las proteínas vegetales, por lo que si no le dejamos a nuestro organismo desintoxicarse y descansar de este arduo trabajo terminaremos con consecuencias en nuestra salud.

 

Rubén Mosquera

Director Nutrichefsitos – Escuela de cocina y nutrición.

Facebook-youtube: Nutrichefsitos

Whatsapp: 0999804380-Teléfono: 3280502.

Comentarios

comentarios

By | 2017-01-29T18:15:28+00:00 5 Enero, 2017|Salud|

About the autor: