Cómo elaborar el remedio natural antiestrés, paso a paso

Enseguida te contaremos exactamente, cómo utilizar o qué aplicaciones tiene este producto antiestrés a base de aceites esenciales que te proponemos en este artículo. De momento, sigue bien las instrucciones para elaborarlo. No te preocupes, es lo más sencillo del mundo.

  • Abre el recipiente vacío de 30ml
  • Llénalo de aceite vegetal de hipérico
  • Añade 7 gotas de aceite esencial de lavanda
  • Añade 7 gotas de aceite esencial de incienso
  • Añade 7 gotas de aceite esencial de ciprés
  • Cierra el recipiente de vidrio y agítalo levemente para que se mezclen bien todos los aceites.

¡Ya tienes tu producto antiestrés listo!

Cómo utilizar este remedio natural antiestrés

Este remedio es particularmente útil si lo aplicas todas las noches, antes de ir a dormir, ya que tranquiliza, ayuda a conciliar el sueño, y proporciona un descanso más efectivo, algo esencial cuando se sufren cuadros de estrés y ansiedad. Pero en realidad puedes utilizarlo en cualquier momento del día, siempre que te apetezca, siempre que sientas nervios, o desees proporciona a tu cuerpo una pequeña ayuda que llega, directamente, de las manos de la naturaleza:

Antes de dormir, aplica esta mezcla de aceites en el pecho, como si fuera una crema, y pon unas gotas debajo de la nariz. El objetivo es que los componentes terapéuticos de los aceites penetren al torrente sanguíneo a través de la piel (la aplicación en el pecho) y en los pulmones (las gotas que te pongas en la nariz serán aspiradas y llegarán hasta los alveolos pulmonares).

Otra opción complementaria o alternativa es que apliques, además, una gota de aceite esencial de lavanda sobre la almohada.

Esta mezcla de aceites puede utilizarla en forma de crema hidratante y nutritiva. De hecho, el hipérico es uno de los mejores regeneradores que hay, junto con la lavanda. Y el incienso está especialmente recomendado como tratamiento de belleza para pieles maduras. Puedes usarlo para el rostro y para el cuerpo después de la ducha. De paso que hidratas y nutres tu piel, los componentes volátiles de los aceites esenciales penetrarán ayudándote a relajar el sistema nervioso y a proporcionarte paz, calma y serenidad. Eso sí, no la utilices como crema de rostro si vas a salir de casa y hace sol, pues el hipérico es fotosensibilizante y puede crear manchas en la piel cuando se aplica y se deja la piel expuesta a la los rayos solares. Mejor, por la noche. No tengas miedo de esta propiedad al aplicarlo por la noche, a la mañana siguiente el aceite se habrá absorbido por completo y ya no habrá riesgo de manchas.

Comentarios

comentarios