Limpia tu sistema linfático, este es la red de pequeños vasos o tubos diminutos que sirven de drenaje del organismo. Se encuentran a lo largo de todo el cuerpo humano. Fundamentalmente, en la médula ósea, la glándula del timo, el bazo, los ganglios linfáticos y las amígdalas. También, el corazón, los pulmones, la piel, el hígado y los intestinos. Estos permiten el equilibrio entre los fluidos corporales que deben drenarse. Tanto los que benefician al organismo y los que deben expulsarse.

1. Limpia tu sistema linfático con zumos de frutas
El uso de las frutas, las infusiones y té de hierbas. Al igual que el uso de todas las plantas medicinales para prevenir o curar enfermedades son de uso ancestral. El hombre las ha reconocido desde siempre. El consumo de jugos o zumos de frutas con la finalidad de conservar la salud. Se basa en que estos fortalecen, revitalizan, depuran y reconstituyen las células, desintoxican y energizan al organismo. Limpia tu sistema linfático, para ello utilicemos las mejores y más nutritivas recetas.

Múltiples opciones de zumos
Consume melón, es alcalinizante, aperitivo, refrescante, diurético, laxante y depurativo. Rico en potasio y vitaminas A y B. Actúa contra las fiebre tifoideas, anemia, tuberculosis, la gota, el reuma y la litiasis urinaria. El melón es un alimento que disuelve y transforma las materias acumuladas en los tejidos. Luego, son eliminados por la orina. Tiene una acción de limpieza que ejerce sobre el aparato digestivo.

Granada, rica en vitamina C, celulosa y pectina. La granada es refrescante, mineralizante, desinflamatoria y astringente. Tonifica el corazón. Está indicada contra la astenia, la gota el reuma y la obesidad. Se destaca por su poder desintoxicante. Limpia tu sistema linfático comiéndolas crudas o en zumos.

Limón, es un poderoso antiséptico, astringente, desinfectante, cicatrizante, anticoagulante. Tonifica el organismo, elimina las toxinas y lo purifica. Regenera y limpia las paredes del estómago. Desinfecta y tonifica las mucosas. Actúa contra un sinfín de enfermedades, entre ellas las del hígado, del páncreas y del aparato urinario. Muy indicado en casos de reumas, artritis y gota.

Uvas, ricas en fructosa y glucosa, en potasio y contienen bioflavonoides. Porque actúan como antioxidantes, protegiendo contra el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Es diurética y depurativa, antiinflamatoria y cicatrizante, va a permitir estimular la circulación. Actúa contra la hipertensión arterial, la insuficiencia renal, el reuma y la gota.

Comments

comments