Liderazgo, más que carisma, es pasión.

 

Es frecuente confundir liderazgo con carisma. Pensamos que la persona más “chévere bacán champú” por tener facilidad de palabra, por ser gracioso, por hacer reír a otros es el candidato ideal para ser líder. Creemos que líder es aquel que te envuelve con su palabrería, aquel que manipula para alcanzar sus objetivos. Líder es aquel que guía, conduce a las personas de aquí hacia allá, de donde hoy están y necesitan un cambio. Un líder es el que ayuda a las personas a movilizarse para alcanzar el cambio.

Recientemente escuché una frase que me la decían de muchacho en la iglesia, en casa, en el barrio, en la escuela, en el seminario: Hacete cargo. (Daniel vivió en Uruguay y Argentina). Hacete cargo es una frase que significa: tienes un problema, está en tus manos, soluciónalo. Utilizando un quiteñismo: nadie te va a dar viviendo tu vida. Un buen líder muestra a las personas cómo ir de aquí hacia allá pero permite que el otro determine el camino. No les lleva en brazos, permite que ellos den los pasos que deben dar.

Todos tenemos una pasión, sea buena o mala. Muchos están apasionados por el deporte, por un hobbie, otros tienen pasión por erradicar la pobreza. Como líderes, debemos ser facilitadores para que las personas encuentren su pasión, aquello que les incomoda y les motiva a buscar soluciones. Cuando realizamos esto, encontraremos que las personas quieren transformar realidades muy diversas. ¿Qué tal si alguien decide construir rampas para discapacitados? En nuestra cultura tenemos la tendencia a que otro lo haga, que otro se encargue. Cuando encontramos nuestra pasión nosotros nos movemos, creamos los cambios. Un líder no debe estar al frente de una organización, sino al frente de una necesidad y una solución.

 

Comentarios

comentarios

Por | 2017-01-29T18:15:38+00:00 26 Octubre, 2016|Vida Cristiana|

About the autor:

Soy un joven al servicio de los jóvenes. Disfruto aprender y compartir con otros las lecciones que Dios me ha permitido vivir. Soy músico aficionado, fotógrafo improvisado y bloguero por gracia de Dios.