La Senplades invita al diálogo a los que llama ‘autoexcluidos’

QUITO. Los ministros Betty Tola (i), Pabel Muñoz, Cecilia Vaca y Patricio Rivera explican los avances de la convocatoria al diálogo. Alfredo Cárdenas

Tras la visita del papa Francisco a Quito y Guayaquil, el Gobierno anuncia que quiere retomar el ‘Diálogo por la equidad y la justicia’, pero ahora conversando con aquellos que considera que “piensan distinto” y los que denomina “autoexcluidos”.

El titular de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades), Pabel Muñoz, aseguró ayer que el debate está abierto. “Nos interesa conversar con el otro, es decir, aquel que piensa distinto. No nos interesa un diálogo para recibir aplausos”, insistió.

Esto pese a que el presidente Rafael Correa mencionó en la cadena internacional CNN, la noche del miércoles, que se puede dialogar con todos, excepto con los “golpistas y desestabilizadores”, a quienes acusa de protagonizar un supuesto “golpe blando”.

La Senplades está a cargo de implementar esos debates sobre ‘el país que queremos’, y los proyectos de ley de las Herencias y Plusvalía, retirados temporalmente de la Asamblea.

Por eso, ayer divulgó los primeros acuerdos logrados con sectores de la economía popular y solidaria, como, por ejemplo, darles respaldo a los “pequeños emprendedores” a través de la entrega de garantías hasta por $ 250.000 para que puedan participar en procesos de compras públicas, según explicó el ministro coordinador de la Política Económica, Patricio Rivera, que participó de una conferencia de prensa.

Hasta septiembre próximo, cuando se haría una primera evaluación de estos ‘diálogos’, se prevé realizar entre 25 y 30 reuniones que estarán a cargo de los seis sectores de coordinación ministerial del Ejecutivo, y cada uno realizará en promedio cuatro encuentros.

“Y aquellos que se han autoexcluido en manifestaciones iniciales, esperamos que con el transcurrir del tiempo puedan deponer esa actitud de autoexcluirse”, agregó Muñoz.

De su lado, el movimiento Alianza PAIS (AP) también quiere abrir el debate.

El prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja, directivo de AP, llamó ayer a un diálogo sin exclusiones a los sectores sociales, gremiales y empresariales; aunque advirtió que eso no impedirá que realicen movilización de apoyo al mandatario.

Baroja reconoció que fue un error enviar los proyectos de leyes de las Herencias y Plusvalía al Legislativo sin un debate. Junto a un grupo de militantes añadió que las conversaciones organizadas por AP se instalarán los miércoles, empezando por el Distrito Norte de Quito. El Universo

Comentarios
Por | 2017-01-29T18:18:26+00:00 10 julio, 2015|Noticias|

About the autor: