La Refinería de Esmeraldas rehabilitada luego de 38 años

Foto: El Telégrafo
La petroquímica procesará 110 mil barriles de crudo por día, con una eficiencia de entre 95% y 97%, de acuerdo a estándares internacionales. Los productos que se obtendrán en esta planta son gas licuado de petróleo (GLP), naftas (gasolinas), jet fuel (combustible para aviones), diésel, fuel oil y asfaltos. Con la operación al 100% habrá un ahorro anual de aproximadamente $ 186 millones en importaciones.

Para Ecuador, la Refinería Esmeraldas, ubicada en la provincia que lleva el mismo nombre, es una instalación estratégica, sin embargo no se le dio mantenimiento durante 38 años. Aquello produjo derrames, contaminación y muertes, en muchos casos.

Hoy, tras 7 años de procesos de rehabilitación y $ 1.200 millones en inversión, será reinaugurado el complejo petrolero que estará en capacidad de procesar 110 mil barriles de petróleo al día (BPD) y le permitirá generar al país $ 305 millones de ingresos adicionales  por el ahorro en compra de combustibles. Según el Gobierno Nacional, si no hubiese tomado esta decisión de rehabilitar este complejo, hoy habría sido una catástrofe para el país.

La refinería fue diseñada y construida entre 1975 y 1977 para procesar 55.600 barriles de petróleo diarios (BPD) y obtener productos derivados que cubran la demanda nacional. En 1987 amplió la producción en 90.000. Luego de 20 años, en 1997, amplió sus instalaciones para procesar 110.000 BPD; sin embargo, durante 13 años estuvo operando por debajo de su capacidad.

De acuerdo a Petroecuador, en más de 30 años, la Refinería de Esmeraldas no contó con un programa de paros oportunos que hubiese permitido mayor conservación de las diferentes unidades de proceso; a esto se sumó la falta de inversión de los gobiernos de turno y el desgaste propio de los equipos que provocaron que la capacidad de procesamiento de crudo baje a 90.000 barriles por día.

Después de haber realizado una evaluación del estado de la refinería, el Gobierno llegó a la conclusión de que era necesaria una intervención de gran magnitud para evitar que la planta llegase a un punto en que ya no funcione o cause un grave incidente. Por ello,  a fin de recuperar la capacidad operativa de la mayor planta industrial del país, en noviembre de 2007, el Presidente de la República, mediante Decreto Ejecutivo N° 766, declaró el estado de emergencia para la empresa pública Petroecuador, que involucró a todas sus actividades.

El gerente de Petroecuador, Álex Bravo, resaltó 3 puntos en la rehabilitación de la refinería: la renovación de equipos, la adquisición y desarrollo de hardware y software que permiten la operación electrónica y la capacitación del talento humano.

“Este proyecto se trata de una rehabilitación y no de una repotenciación”, puntualizó el gerente de Petroecuador y criticó la falta de mantenimiento en los equipos que durante años derivó en problemas, como la pérdida de capacidad productiva de derivados y condiciones de inseguridad para los trabajadores y la población.

Por ejemplo, en 2010 ocurrió un derrame de crudo que afectó al río Teaone y, en ese entonces, el Ministerio del Ambiente ordenó la remediación de las riberas.

El funcionario destacó que en el trabajo de rehabilitación participaron importantes empresas internacionales, como SK E&C (Corea); Eagle Burgman (Alemania); KBC (Inglaterra); Morley Parsons (Australia), entre otras.

Fuente: El Telégrafo

Comentarios
Por | 2015-12-17T10:09:26+00:00 17 diciembre, 2015|Noticias|

About the autor: