La mujer que tu esposo también ama

La palabra “suegra” puede generar sentimientos muy fuertes y a veces no tan agradables. Pero sabemos que Dios diseñó la familia para ser de bendición.  Si estás luchando con tu relación con tu suegra, puedes sentir que no tienes esperanza, pero con Dios, no hay nada imposible, Él puede ayudarte a mejorar tu relación con tu suegra. No la puedes cambiar, pero cuentas con el poder de Cristo que pueda cambiar tu corazón.  Compartimos aquí algunos pasos para cultivar una mejor relación con tu suegra.

  1. Trátala con respeto.
    Una lección importante de la vida es aprender que podemos estar en desacuerdo sin ser irrespetuosos.  Si no puedes reaccionar con calma, toma una pausa antes de hablar con ella. Ten en mente que ella es la madre de tu amado esposo.  Una manera de agradecer a tu esposo puede ser el fomentar una relación saludable con su mamá.  Siempre busca afirmar lo que las dos tienen en común, compartiendo acerca de las actividades de tu familia y haciéndola sentir parte de sus vidas.

  2. Cambia tu manera de pensar
    Nuestra actitud depende de nosotras, no de nuestras suegras. Es fácil ver sus comentarios como críticas, pero intenta asumir lo mejor de ella. Quizás solo quiere ayudar. No tienes la obligación de seguir sus sugerencias, pero siempre puedes decir: “Gracias por tus ideas y, sobre todo, por tu preocupación para nosotros. Sé que nos amas mucho.” Enfócate en sus puntos buenos y decide buscar su ayuda en estas áreas. Por ejemplo, si ella hace bolones de verdes exquisitos, ¡pídele que te muestre cómo hacerlos!

  1. Recluta a tu esposo
    Tu relación con tu suegra no deber ser es una competencia por el amor de tu esposo porque son amores distintos. Evita criticar al carácter de su mamá, pero menciona comportamientos específicos que están generando conflictos. Puedes decirle “Quiero llevarme bien con tu mamá y necesito ideas de cómo podemos mejorar nuestra relación en esta área. ¿Cómo debemos abordar esto?” Si los conflictos son muy grandes, podrían buscar consejos de parejas mayores en la iglesia o de un consejero profesional.

Beth Saavedra
Iglesia La Viña Quito
www.vinaquito.com

 

Comentarios
Por | 2017-05-11T10:38:14+00:00 11 mayo, 2017|Familia|

About the autor:

Soy Vero, me encanta leer, cantar, reír y comer chocolate. Mi anhelo es ser una mujer que anima a quienes tiene cerca. Mi esposo y mis dos hijos son la forma tangible en que Dios me muestra su amor cada día. Me apasiona la radio porque es una herramienta poderosa para compartir esperanza y alegría.