La llegada del segundo hijo

Quizá hayas esperado mucho tiempo por la hermosa noticia de que vas a ser mamá nuevamente, quizá te haya tomado por sorpresa, pero en cualquiera de los dos casos, debemos celebrar la noticia de una nueva aventura está por comenzar. Cómo darle la noticia al primogénito, te comparto algunos consejos de cómo pasar esta etapa:

  • Involucra a tu hijo/a en el desarrollo y crecimiento del bebé: lleva a tu bebé a los controles con el médico cuando van a hacerte un eco para que pueda mirar su crecimiento dentro de mamá, cuéntale todo el tiempo lo que está pasando contigo, aun cuando tengas estragos, ya que esto es muy normal.
  • Usa recursos que te permitan afianzar la cercanía. Lee junto a tu primer hijo/a, principalmente la Biblia, puedes también ir por cuentos que te permitan sembrar principios de amor y compartir para que, en “teoría”, esté un largo camino ganado.
  • Planea una cita con tu hijo/s para explicar lo que va a pasar cuando llegue el bebé a casa: Ya casi cuando va a llegar tu bebé, lleva a tu hijo a su lugar favorito y luego de eso habla con claridad que el hermanito/a va a llegar y los cambios que va a vivir toda la familia.
  • Aprende que no hay fórmulas de éxito para vivir el proceso: Siempre estoy compartiendo lo que me ha funcionado y también lo que no me ha funcionado. No hay un patrón a seguir para asegurar que todo va a salir bien y que no pasaremos por tiempos de desafío, recuerda que Dios tiene algo planeado para ti y tu familia.
  • Brinda toda tu atención: Esto puede ser un mito o verdad para algunas mamitas o abuelitas, pero en realidad quien necesita toda tu atención es tu hijo/a mayor, citan los expertos que la mayoría de conductas regresivas en los niños se dan porque están llamando tu atención.
  • Apóyate 100% en tu esposo: Si, tu esposo tiene que ser tu aliado indispensable para vivir el momento. Es un tiempo en el que definitivamente tienen que permanecer más unidos que antes.
  • Y disfruta de este hermoso regalo una vez más, las emociones de una mujer están a flor de piel en esta etapa, aun así, escoge ser feliz para transmitir esta felicidad a tu familia.

Si hay algo que no puedes hacer, habla con Dios, si hay algo que te asusta, de igual manera y si hay algo que te preocupa, nunca dudes en que la oración es lo que te permite descansar y confiar en Dios.

Comentarios
By | 2018-02-26T10:36:00+00:00 26 febrero, 2018|Familia|

About the Author:

Soy Manu, mis pasiones son El Señor, mi familia y mi trabajo. Me encanta servir en la Iglesia, en el Ministerio de Niños porque puedo sembrar en sus tiernos corazones el amor por Dios. Amo la playa, nadar y andar en bicicleta. Uno de mis sueños fue ser mamá y hoy lo vivo intensamente con mis nenas Daniela y Emillie. Es mi anhelo más profundo que las dos puedan amarle al Señor con todo su corazón. Trabajo en Autogestión de HCJB y la parte favorita de mi trabajo es conocer y abrazar a los oyentes de la radio.