La Importancia de los Minerales en Nuestra Dieta

Los minerales son compuestos sin los cuales nos sería imposible vivir, recordemos que somos polvo “minerales” y al polvo volveremos. Existen alrededor de 90 minerales, sin embargo, 20 de estos son esenciales para el ser humano, pues el cuerpo no los fabrica, sino que los recibe únicamente de los alimentos.

Para que nuestro cuerpo absorba estos nutrientes, necesitamos un kit completo compuestos de buen consumo de fibra, presencia de sales biliares, equilibrio de ph, y una combinación con un buen consumo de vitaminas. Es necesario consumir nutrientes de los alimentos para lograr un equilibrio nutricional.

Los minerales se clasifican en macrominerales, que son los de mayor abundancia en el cuerpo como: calcio, fosforo, sodio, potasio, cloro, magnesio, azufre; y microminerales, de menor abundancia en el cuerpo como: hierro, cobre, flúor, cobalto, zinc, cromo, manganeso, yodo, molibdeno, selenio.

¿DÓNDE LOS OBTENGO Y QUÉ PASA SI NO LOS TENGO?

CALCIO: Un 99% de este mineral está centralizado en huesos y dientes, sin embargo, el calcio es necesario para una correcta coagulación sanguínea, una buena transmisión de impulsos nerviosos, y regulación del ritmo cardiaco. Podemos encontrarlo en el ajonjolí (tahini), amaranto, quinua, la chía el chocho, el khale, la moringa, garbanzo, el perejil aun cuando tiene poca cantidad de calcio, tiene vitamina K sin la cual el calcio no es bien sintetizado.

FOSFORO: El fósforo es un mineral aliado del calcio, unido al calcio forma huesos. Sin fuentes adecuadas de fósforo nuestro cerebro y estado de ánimo sufren. La mielina (substancia que recubren nervios) requieren este mineral, las moléculas energéticas de las células musculares requieren también fósforo, sin este mineral nuestros niveles de energía se verían afectados. Fuentes de fósforo son el chocolate, las semillas, habas, pescado, carne de ternera, res, pollo.

MAGNESIO: Es el tercer mineral más abundante en nuestro cuerpo. Los más afectados por la falta de este nutriente es el cerebro y los músculos. Es un mineral de naturaleza alcalina en el cuerpo, regula funciones ácidas y más de 300 funciones bioquímicas, como el correcto funcionamiento inmunológico, regula niveles de glucosa en sangre, previene hipertensión, diabetes y cardiopatías. Se lo encuentra en verduras de hojas verde obscura como la espinaca, frutos secos como la nuez, la almendra el tocte, frutos como el aguacate, el coco, plátano, levadura de cerveza.

SODIO:  Es muy frecuente en la población el exceso de sodio por el alto consumo de alimentos con sal e industrializados. Según el Instituto Karolinska de Estocolmo, el sodio es el responsable no solo de generar hipertensión, sino de potencializar el asma, menor densidad ósea (osteoporosis), diabetes y cáncer de estómago. La OMS recomienda menos de 2 gr de sodio (5 gr de sal) al día en adultos, sin embargo, encontramos fuentes estables de sodio en alimentos como: remolacha, apio, carnes animales, pescados, y sobre todo la sal de mar, en bajas proporciones.

HIERRO Y ZINC

Son microminerales de vital importancia en la dieta diaria, sin estos el cuerpo sufre anemia, debilidad, infertilidad masculina, estrés, falta de concentración entre muchas otras afectaciones.

El hierro y el zinc se encuentran en proteínas animales como carnes rojas, huevos, ciruelas pasas, habas, arvejas, y semillas como la de sandía.

 

Por: Nutri Chef Rubén Mosquera

Director Nutrichesfitos Escuela de cocina y nutrición

Facebook-youtube: Nutrichefsitos

Whatsapp:0992584688-3280502.

 

Comentarios

comentarios

Por | 2017-01-29T18:15:28+00:00 23 Enero, 2017|Salud|

About the autor: